«Ser toda de Dios»

Biografía de la Madre Trinidad Carreras, a la que se homenajeó el pasado día 4 en Monachil, su tierra natal.

Madre Trinidad nació en Monachil, pequeño pueblo de Granada, el 28 de enero de 1879 y fue bautizada a los dos días con el nombre de Mercedes. Su vida estuvo marcada por la Eucaristía desde el encuentro decisivo con Jesús Sacramentado el día de su Primera Comunión.

Tras la muerte de su madre, cuando sólo contaba con nueve años, es internada junto a su hermana Pepita, en el Colegio de Santa Inés para que las religiosas atendieran a su educación. En esos años, en ambiente propicio de contacto con la Eucaristía, se va forjando una vocación: «Ser toda de Dios».

Una vez de regreso a Monachil decide entrar en el convento de Clarisas Capuchinas de Jesús y María, conocido como San Antón, orden contemplativa de gran austeridad donde toma el hábito el 21 de noviembre de 1896, y recibe el nombre de Sor Trinidad del Purísimo Corazón de María.

El 16 de julio de 1908 la Comunidad la elige como Abadesa. En marzo de 1912, durante la celebración del triduo conmemorativo del VII centenario de la aprobación de la Regla de Santa Clara, Madre Trinidad siente que Jesús le pide adoradoras. A partir de ese momento y alentada por su director espiritual, intenta hacer esta reforma dentro del convento pero la comunidad no ve clara esta nueva exigencia.

A principios del año 1921 el Arzobispo de Granada, D. Vicente Casanova y Marzol, visitó a Madre Trinidad y la estimuló a seguir adelante para lograr que las religiosas aceptaran la adoración permanente en San Antón. Al ver que las monjas seguían sin admitir el cambio, la orientó a salir y le ordenó que redactase las Constituciones, con Adoración permanente y admisión de niñas para su educación.

Por fin, el 11 de abril de 1925 salen hacia Chauchina, doce Religiosas, presididas por Madre Trinidad. Ellas constituirían la primera Comunidad de Clarisas Capuchinas de la Sagrada Eucaristía. Pocos años más tarde, ante la gran afluencia de vocaciones, el Cardenal Casanova anima a Madre Trinidad a seguir expandiendo su obra. De esta manera, siguiendo los caminos que Dios les va señalando, el carisma de Madre Trinidad se va extendiendo en comunidades por todo el mundo. La congregación, actualmente llamada Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios, tiene como carisma recibido de su fundadora la Adoración al Santísimo y la dedicación a la educación de niños y jóvenes, a quienes queremos acercar a Jesús en la Eucaristía.

Después de la guerra civil, Madre Trinidad vuelve a Granada y se instala en el convento de Sancti Spíritus hasta que en el año 1947 traslada la comunidad al Carmen de Conchita, donde permanece hasta el día de hoy. Las circunstancias y las orientaciones de la Iglesia van llevando a Madre Trinidad a cambiar sus planes y pasar de ser orden a ser congregación, a dejar la clausura y optar por la vida mixta que combina la vida activa y la contemplativa.

La comunidad de Chauchina no se sintió llamada a seguir ese proceso y hasta el día de hoy se mantiene como monasterio independiente de clausura con Adoración perpetua.

Después de una vida marcada por la obediencia y el sacrificio, en enero de 1949, recibe de Roma la «Aprobación Definitiva de las Constituciones»; es la respuesta de la Iglesia que ratifica que la obra es de Dios. Ya puede partir tranquila y así muere el 15 de abril de este mismo año en Madrid.

A los trece años de su muerte, el 11 de abril de 1962, su cuerpo, que se descubrió incorrupto, es trasladado a la Casa General en Madrid y en la capilla, junto a Jesús Eucaristía, es venerado por sus hijas y devotos.

Actualmente, la Congregación fundada por Madre Trinidad se extiende por Europa, África, América y Asia.

El 4 de octubre de 2008, la Delegación de las Causas de los Santos de la diócesis de Madrid da por concluido el proceso diocesano de canonización y la causa se traslada a la Ciudad del Vaticano. En este momento se encuentra en elaboración la «positio», el documento en el cual se recogerá la investigación que demostrará la vida de santidad de esta insigne granadina. Ya se promulgó el decreto de validez que reconoce las «virtudes heroicas» de Madre Trinidad. El proceso se encuentra en su última fase. Ahora la postulación debe presentar un milagro que será comprobado por expertos y teólogos. Simultáneamente en los distintos lugares en los que la congregación tiene comunidades se trata de dar a conocer la vida y obra de Madre Trinidad y de difundir su fama de santidad.

 

Oración para pedir la intercesión de Madre Trinidad

Bendito seas mi Señor

por la humildad profunda

de Madre Trinidad,

por su ardiente amor

a la Santísima Eucaristía

y por la confianza que depositaba

en la Virgen María, Madre de Jesús

y Madre de la Iglesia.

Bendito seas también, por el deseo

que le abrasaba de acercar

todas las personas a Jesús, tu Hijo

y a su Santo Evangelio.

Si fuera de tu agrado

elévala al honor de los altares

y que la Iglesia la proponga

como ejemplo de virtudes cristianas.

Concédenos por su intercesión

las gracias que te pedimos. Amén.

Padre nuestro

Ave María

Gloria

Contenido relacionado

Texto modelo propuesto por la CEE para el testamento vital

El testamento vital es la expresión escrita de la voluntad de...

Cuidar de la vida con la firma del testamento vital

La persona que firme esta declaración tiene que estar en plena...

Enlaces de interés