«Poco sentido tendría nuestra Semana Santa si no hiciéramos esa Estación de Penitencia»

Entrevista al Presidente de la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Granada, Jesús Muros.

Al inicio de la Semana Santa, en el Viernes de Dolores, todas las miradas se giran con más intensidad hacia los días en los que hacemos memoria de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Los momentos más álgidos en la Semana Santa se viven en la liturgia de esos días, en las celebraciones de la Cena del Señor y el Lavatorio de los pies (Jueves Santo), en la Pasión del Señor (Viernes Santo) y en la Pascua de Resurrección.

Junto a ella, durante toda la Semana Santa, nuestras calles se llenan de Sagradas Imágenes de los días de los que hacemos memoria; Sagradas Imágenes de Cristo, representado en los momentos de su vida antes de morir en la cruz, obedeciendo al Padre, por la criatura más amada por Dios mismo: el ser humano. Y junto a Jesús, su Madre, María Santísima.

Y es que una parte importante de esa vida de Semana Santa son las procesiones con las 34 Hermandades y Cofradías granadinas que harán su Estación de Penitencia en la Catedral siempre que no se vean afectadas por las inclemencias del tiempo.

En el programa «El Espejo», que realiza el Secretariado de Medios de Comunicación del Arzobispado y se emite en Cope Granada, conversamos el pasado viernes día 18, Viernes de Dolores, con Jesús Muros, Presidente de la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Granada, para conocer cómo viven los hermanos cofrades estos días.

Uno de los momentos mas intensos en los recorridos procesionales es la Estación de Penitencia en la Catedral. Cómo lo vive un cofrade.

Es un momento muy especial, puesto que a fin de cuentas esa es nuestra primordial, por eso se sale a hacer la Estación de Penitencia a la Catedral y escuchar las palabas de nuestro Arzobispo cuando llegan los Pasos de Cristo a la puerta de la Catedral. Es fundamental. Poco sentido tendría nuestra Semana Santa si no hiciéramos esa Estación de Penitencia, porque a fin de cuentas se convertiría en un desfile sin mayor importancia. Es lo primordial. No cabe duda que esa es nuestra razón de ser y por lo que salimos a la calle cada Semana Santa.

Si viniese una persona de fuera, que nunca, o muy poco, ha visto procesiones –y Granada recibe muchísimos visitantes en estos días- qué les dirías. De qué modo les sugieres que contemplen las Sagradas Imágenes.

Yo les diría que las tienen que contemplar como una evangelización escenificada. Lo que se pretende, lo que se pretendía cuando se crean las cofradías, es ayudar a los hermanos, y además dar una visión evangelizadora, mejor dicho, catequética, en la calle. Yo les diría que lo vieran desde ese punto de vista. Yo siempre he dicho que una persona, cuando pasa un cristo, pasa una imagen, dijera «este hombre vino al mundo y ha cambiado mi vida». Creo que con eso ya tendríamos que sentirnos orgullosos y felices.

Siempre hablamos de las salidas procesionales y cómo lo vive el cofrade. Pero si el tiempo no acompaña y estas Hermandades y Cofradías no pueden salir y hacer su Estación de Penitencia, ¿cómo lo vive el hermano cofrade esa «no salida» en procesión?

La primera impresión es de tristeza porque no puedes hacer la Estación de Penitencia. Después, todas las Hermandades realizan un viacrucis, se reza el Santo Rosario. Se hace un acto público religioso de fe, en este caso interno para la Hermandad y las personas que pueden estar en el templo. Y antes de abrir el templo se hace un acto privado de fe para la Hermandad dentro de la iglesia.

Paqui Pallarés

Escuchar programa «El Espejo»

Contenido relacionado

Enlaces de interés