Oficios del Jueves Santo: Lavatorio de los pies e institución de la Eucaristía

Celebración de la Cena del Señor en la S.I Catedral, en comunión con la Iglesia Universal y Día del Amor Fraterno, con Reserva del Santísimo para la Santa Comunión del Viernes Santo.

La S.I Catedral ha acogido la celebración del Lavatorio de los pies y de la institución de la Eucaristía en el primer día del Triduo Pascual que celebramos en la Iglesia universal.
En los Oficios del Jueves Santo, que celebra litúrgicamente la Última Cena del Señor con sus discípulos, el templo catedralicio acogió un año más dicha celebración en la que Jesús dio el mandamiento de amor fraterno entre los hombres. Por ello, el Jueves Santo es también el Día del Amor Fraterno y las colectas en la Santa Misa es para Cáritas Diocesana. La Santa Misa ha sido presidida por nuestro arzobispo y concelebrada por el Cabildo Catedralicio.
Recordando el Lavatorio de los pies de Jesús a sus discípulos (un trabajo que estaba reservado a los esclavos, y con el que Jesús significa su entrega por nuestra humanidad), la liturgia ha celebrado también ese momento, con la participación de doce personas, a las que una por una nuestro arzobispo ha ido ungiendo en agua y besando los pies. Tras el Lavatorio, nuestro arzobispo ha dirigido unas palabras a los fieles participantes y les ha dicho que con este gesto podamos aprender “a reconocer en el otro siempre la imagen viva de Dios y tratarlo con el mismo cariño, con la misma devoción que al cuerpo de Cristo, que está en el Sagrario, que viene a nosotros, que recibimos como un don de Dios”. “El otro es imagen de Dios también. El otro es portador de Dios también. El otro es siempre alguien que debería ser tratado igual que a Cristo. Ojalá nos enseñase el Señor a vivir así , un poco más cada día”, señaló Mons. Javier Martínez.
Antes de concluir el primer día del Triduo, el pueblo cristiano se ha dirigido en procesión hacia una de las capillas laterales del templo catedralicio. Tras ellos, ha sido conducida en procesión la Sagrada Forma consagrada, para su Reserva, ya que el Viernes Santo no hay celebración de la Eucaristía y no hay consagración del Señor, por ser el día de su sacrificio y expiración del Espíritu. En el Viernes Santo, el pueblo cristiano comulga con la consagración realizada en el Oficio Santo de hoy Jueves.
Las parroquias, iglesias y templos de la Diócesis han celebrado hoy también los Oficios del Jueves Santo, en comunión con toda la Iglesia Universal.
Paqui Pallarés

Contenido relacionado

Enlaces de interés