Nueva iluminación en la iglesia de San Miguel Bajo de Granada

Ayer se inauguró la nueva iluminación que la Fundación Sevillana Endesa, a través Enel Sole, ha realizado en el templo granadino San Miguel Bajo, situado en el bario del Albayzin.

D. Manuel Reyes, vicario general de la Archidiócesis de Granada, D. Javier Alaminos, párroco de San Miguel Bajo, Juan Calvo, hermano mayor de la Hermandad Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Aurora del Albayzin Coronada, José Torres, alcalde de la ciudad, y Antonio Pascual, presidente de la Fundación Sevillana Endesa inauguraron la iluminación artística de la iglesia de San Miguel Bajo de Granada, proyecto realizado por la Fundación Sevillana Endesa.

En el acto también participaron Francisco Arteaga, director general de Endesa en Andalucía y Extremadura y patrono de esta Fundación, Jesús García, director de la Fundación Sevillana Endesa, entre otros.

El acto de inauguración comenzó a las 21 horas con la actuación de la Coral Polifónica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada, Bogoroditse Devo, Raduysia (S. Khvoshchinsky) en el interior del templo.

Durante la segunda intervención del Coro, «Jabilate Deo» (L. Halmos), se encendieron progresivamente los nuevos puntos de luz de la iglesia de San Miguel Bajo, que son 77 puntos de tecnología LED, 57 proyectores y 20 bombillas, un proyecto diseñado por Enel Sole y que embellecen los elementos de mayor relevancia del templo, como las Imágenes, el altar, capillas laterales, etc.

Tras el encendido total, pronunciaron unas palabras el hermano mayor de la Cofradía, el presidente de Endesa Sevillana, el alcalde de Granada y el vicario general de la Diócesis.

D. Manuel Reyes, Vicario general de la Archidiócesis: «Como ha dicho el canto que nos ha ofrecido la coral, preciosas las dos interpretaciones, el segundo, mientras se encendía esta luminaria preciosa han cantado las siguientes palabras: ‘Jubilate Deo´, que significa ‘alegraos con Dios, que salte el corazón de gozo con Dios´. Efectivamente Dios es una fuente de alegría, y lo que hemos hecho aquí ha sido una especie de anticipo de lo que es el inicio de la Vigilia Pascual, cuando se nos apagan las luces de la iglesia y luego solemnemente la vamos entrando para gozar de la luz. Porque la luz es como un sacramento».

Asimismo, Juan Calvo, hermano mayor la Hermandad Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Aurora del Albayzin Coronada intervino en la presentación, comenzó con la cita del Papa Juan XXIII: «Si Dios creó las sombras es porque quiso destacar la luz», y continuó: «Ese compromiso por apostar por el patrimonio de nuestra tierra ha hecho que la Fundación se fije en este edificio en forma de iluminación artística, que sumada ya a la luz mística que desprende, terminará de dar a este lugar esa paz y fraternidad tan necesaria en los encuentros, respeto que implique oración, a la vez que cultura y admiración, que cree ese foco permanente de verdadera energía limpia, ecológica y única, la energía del perdón».

Proyecto de iluminación

El proyecto de iluminación responde a criterios de sostenibilidad y alta eficiencia energética mediante el empleo de 77 puntos de luz de tecnología LED, que permitirán un ahorro de energía del 65% respecto a la iluminación anterior.

Como en todos sus proyectos de iluminación, la Fundación Endesa ha empleado elementos de alta eficiencia energética y sostenibilidad ambiental, mediante la aplicación de las técnicas actuales más avanzadas en iluminación tendentes al ahorro de energía, gracias a la eficiencia de los proyectores y de las lámparas utilizadas. Además, se han utilizado fuentes de luz de larga vida de funcionamiento para aminorar los costes de mantenimientos al prolongar los tiempos de sustitución de las lámparas.

Iglesia de San Miguel Bajo

La iglesia, situada en la plaza del mismo nombre, es un templo construido en el siglo XVI en estilo mudéjar. Se levantó sobre una antigua mezquita y sólo tiene una nave con planta de cruz latina, con capillas laterales entre los contrafuertes y capilla mayor en la cabecera, cubiertas y el primer tramo de la nave que cubren todo el espacio con cubiertas de madera.

Las dos puertas son de época renacentista y junto a la portada lateral se encuentra un aljibe del siglo XIII integrado en la iglesia y que cuenta con dos columnas procedentes de edificios romanos que fueron reutilizadas por los musulmanes y un arco de herradura apuntado levantado en ladrillo.

Contenido relacionado

Enlaces de interés