Mons. Martínez habla de familia, caridad, crisis económica y Año de la Misericordia

Entrevista de nuestro Arzobispo en el programa “La Mañana” de Cope Granada, en la que habló de la familia, la caridad, la crisis económica y el Año de al Misericordia, además de felicitar la Navidad, “entendiendo que la felicidad es un gusto por la vida que nace de acoger al Hijo de dios en nuestros corazón”.

 

En vísperas de la Natividad del Señor, el pasado día 23 nuestro arzobispo Mons. Javier Martínez ofrecía una entrevista con motivo de estas fiestas en el programa “La Mañana”, que presenta y dirigida Juan de Dios Jerónimo, en Cope Granada.

Mons. Martínez ha hablado de diversos temas: de la solidaridad, de los días inmensos de gozo que vivimos, de la crisis económica, de la familia, del Año de la Misericordia y de lo que significa el Nacimiento del Hijo de Dios para nuestras vidas y por qué se mostró al mundo, paradójicamente, a dos grupos humanos aparentemente más alejados de la fe: los pastores y los magos de Oriente. También ha explicado cómo celebra él la Navidad.

EL SILENCIO DE BELÉN
Frente a la fiebre consumista que se vive estos días, nuestro Arzobispo recordó que “lo único que llena de sentido la vida es el silencio de Belén, es decir, el acontecimiento de que Dios abrace nuestra humanidad” e insistió en la “fuente de alegría, que nada la puede apagar”.

Asimismo, Mons. Martínez agradeció el esfuerzo que estos días se hace para ayudar a quien lo necesita y apeló a que esto sea un “estilo de vida”. Esto haría –señaló el Arzobispo- que el mundo fuese “muy distinto si eso en lugar de hacerlo un día, fuese un estilo de vida y una forma de construir nuestra sociedad, es decir, una preocupación y deseo por el bien de los demás”. “Eso es lo que anuncia el Misterio navideño”.

CAMBIO CULTURAL
De esperanza cristiana, de la familia y de crisis económica también habló Mons. Martínez. Nuestro Arzobispo recordó que la crisis económica no se resuelve con criterios economicistas, sino que requiere “cambios culturales importantes”, y aludió a la situación de las zonas rurales, vaciadas de población y, por tanto, “la pérdida de formas de vida ricas en humanidad que desaparecen con las emigraciones a las grandes ciudades”. Según D. Javier Martínez, la Navidad es la clave para pensar ese cambio cultural.

Consciente de que estas fiestas navideñas pueden echarse en falta personas que ya no están entre nosotros, o se padecen sufrimientos y enfermedades, Mons. Martínez señaló que eso no es motivo para no celebrar la Navidad, sino todo lo contrario, porque “la Navidad es esencial, para mirar la vida con gusto, afecto y alegría”.

Del Año de la Misericordia ha dicho que ha servido para recordarnos que la misericordia y el perdón son “la categoría esencial del cristiano”, y la gran misericordia es el Misterio de la Encarnación.

Finalmente, en su entrevista Mons. Martínez felicitó la Navidad a los oyentes “entendiendo que la felicidad es un gusto por la vida que nace de acoger al Hijo de Dios en nuestros corazón”.

Escuchar entrevista íntegra

Contenido relacionado

Enlaces de interés