Mons. Martínez ha participado en el Foro Shalom 2015 en Brasil, en el que predicó ante 2500 jóvenes misioneros

Invitado por la Comunidad Católica Shalom, ha estado presente en este Foro de carácter formativo para los miembros y jóvenes de este carisma, que cuenta con un grupo en Granada.

Mons. Javier Martínez ha participado en el Foro Shalom 2015, en Fortaleza (Brasil), que se ha celebrado del 1 al 3 de mayo, invitado por la Comunidad Católica Shalom para predicar ante 2500 personas. El Arzobispo fue el encargado de la predicación del primer día y de presidir la Eucaristía en el Foro, dedicado este año a la Exhortación Apostólica del Papa Francisco «La Alegría del Evangelio».

Con el título «Kerigma, el corazón de la evangelización», Mons. Martínez se dirigió a los presentes, en su mayoría jóvenes misioneros miembros de la Comunidad, y les comenzó hablando sobre su primer encuentro con Cristo, cuando era joven, cuando empezó a frecuentar la parroquia para jugar al futbolín. «Yo no buscaba a Dios, Dios me buscaba. Es él quien coloca el deseo en nuestro corazón. Al ser encontrado por Cristo, yo no perdí nada, mas gané todo», explicó D. Javier Martínez. Entonces, les habló de que el cristianismo no es un pensamiento o una idea, sino un encuentro con Cristo resucitado, la afirmación de un hecho, de un acontecimiento.

El Arzobispo les siguió hablando sobre el encuentro con Cristo, que tiene lugar primero en el corazón y también en las relaciones humanas del matrimonio, en la familia y en el trabajo de quien vive esa experiencia. Asimismo, señaló que el encuentro debe ser testimoniado con pocas palabras, pero con vida y actitudes. La vida del cristiano es una alegría, una constante acción de gracias, que da el deseo de salir en misión a anunciar a Jesús resucitado, según les explicó Mons. Martínez. Terminó su intervención pidiendo a Dios que dé la gracia a cada uno de ser siempre testimonio del encuentro con Él, sin olvidarse del primer amor.

En Granada, la Comunidad Católica Shalom, invitada por el Arzobispo Mons. Martínez, comenzó su misión hace dos años y medio, siendo la primera fundación en España de la Comunidad, y, después de un periodo de adaptación y de aprender el idioma, está llevando adelante su carisma de evangelizar a todo el mundo, especialmente a los jóvenes.

En el Foro Shalom 2015, Mons. Javier Martínez presidió la Eucaristía por la tarde y ha participado en todo el encuentro hasta su fin. En una entrevista que le han hecho los organizadores en Brasil, que pueden ver a continuación, el Arzobispo invita a los jóvenes misioneros a que le pidan al Señor tener «el corazón abierto al Don de Cristo» y que así, «su vida será espontáneamente misionera, no necesitará esforzarse por serlo». «Dar testimonio no es una obligación, como para unos enamorados el encontrarse no es una obligación, si están enamorados de verdad desean encontrarse. Si uno ha encontrado de verdad a Jesucristo no puede evitar dar testimonio, no es un compromiso, no es una obligación. Lo más grande es encontrarse con Cristo», señala Mons. Martínez en la entrevista.

Contenido relacionado

El Sacromonte celebra la Inmaculada

Desde su fundación a principios de la Edad Moderna, la Abadía...

Mons. Martínez, en la acogida al nuevo obispo de Jaén

Mons. Sebastián Chico Martínez tomó posesión como pastor de la sede...

Enlaces de interés