Los fieles de la parroquia del Santo Ángel Custodio participan en la procesión eucarística por las calles del Zaidín

Los fieles de la parroquia del Santo Ángel Custodio participan en la procesión eucarística por las calles del Zaidín

La feligresía de la parroquia del Santo Ángel Custodio salió en procesión y con velas encendidas por las calles del Zaidín en la tarde del sábado, 25 de junio, portando a hombros el trono con el Santísimo Sacramento que fue recibido a su salida entre aplausos y pétalos de rosas.

El sábado, día 25, el barrio del Zaidín volvió a presenciar la salida de la procesión eucarística con el Santísimo Sacramento en la que participaron decenas de vecinos y fieles de la parroquia del Santo Ángel Custodio que recorrieron las principales calles del barrio, saliendo desde el templo, con velas y al paso del trono con la Custodio a hombros de un grupo de fieles.

Previamente a la procesión tuvo lugar la celebración de la Misa que estuvo presidida por D. José Luis Lochedino, párroco del Santo Ángel, y concelebrada por el sacerdote Svyatoslav Myronyuk, padre de la comunidad ucraniana y D. Álvaro Huancollo, de la diócesis de Santiago de Compostela.

PROCESIÓN DE VIDA

Durante la homilía D. José Luis destacó que “toda nuestra vida es una gran procesión con sus alegrías y angustias. Pero en esa procesión también va Jesús sobre nosotros. El Señor quiere que miremos hacia delante, a la cruz, la que va delante, la que marca el camino. El seguimiento del Señor se caracteriza por la presencia de la cruz, dale la pena si le doy todo, si dejo que transforme mi vida. El Señor nos pide hoy que le sigamos no solo en esta procesión, sino en adelante, esta procesión tiene que cambiar nuestra forma de vivir la fe, transformarnos y dejar que Cristo nos transforme”.

Durante la Misa, que contó con una numerosa participación, el altar estuvo presidido también en una lateral por el trono de la Virgen de Luján, patrona de las misiones, que en esta ocasión no procesionó con el resto del cortejo.

BENDICIÓN PARA EL ZAIDÍN

La salida de la Custodia tras una lluvia de rosas congregó a decenas de vecinos que quisieron recibir al Santísimo Sacramento portado a hombros por un grupo de fieles y acompañado por el cortejo de velas y oraciones conducidas por el sacerdote D. Héctor Luna. Entre los fieles participaron laicos, familias, niños, y miembros de congregaciones religiosas en una jornada en la que se conmemoraba el día del Inmaculado Corazón de María.

En las diferentes paradas de la procesión se intercedió por las necesidades de Europa y América, rezando especialmente por Ucrania y también por las necesidades de España.

El cortejo, que estuvo acompañado por la música de la banda del Rescate, a su regreso al templo culminó con una oración y canto final al Santísimo Sacramento seguido de un ágape fraterno.

Galería de imágenes
Ver fotos en Flirck

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés