La Hermandad de las Angustias celebra el 475 aniversario de su fundación

La Real Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de las Angustias celebró el lunes 26 una Eucaristía en acción de gracias por los 475 años de su fundación. En esta Misa se recordaron los orígenes de la Hermandad, con aquel grupo de hortelanos de la Vega granadina, y se renovaron las peticiones de intercesión a la patrona de Granada.

El pasado día 26, lunes, de octubre de 2020, se celebró en la Basílica de la Virgen de las Angustias de Granada la conmemoración del 475 de la fundación de su Real Hermandad Sacramental, en la Eucaristía de las ocho de la tarde.

Debido a la pandemia, que padecemos, la asistencia tanto de miembros de la Hermandad como de fieles fue muy reducida.

Esta celebración ha estado presidida por el Libro de Reglas de la Hermandad Sacramental de la Virgen de la Virgen de las Angustias, situado delante del Altar Mayor.

Antes del comienzo de la Santa Misa el Hermano Mayor de la Hermandad, D. Miguel Luis López-Guadalupe Muñoz, dio la bienvenida a todos los asistentes y les dirigió unas palabras con las que recordó cómo 20 hortelanos de la Vega de Granada, movidos por su amor y la creciente devoción del pueblo a la Stma. Virgen de las Angustias, Iniciaron la vida de esta Hermandad el día 26 de octubre de 1545. Siguió diciendo, que durante todo este tiempo transcurrido la Reina y Madre de Granada la ha protegido de numerosas catástrofes y desastres naturales. Todos hemos sentido su amor de Madre en los momentos que la hemos necesitado. Terminó su alocución diciendo: ”…Hoy nos presentamos aquí para darle las gracias por tantos favores recibidos y pedirle que siga protegiendo a Granada y a los granadinos, cubriéndonos con su Manto”.

La Eucaristía estuvo presidida por D. Blas, Párroco de la Basílica, acompañado por D. Mateo Hernández, sacerdote de la Basílica, que inició la Santa Misa con estas palabras: ”Me parece sentido de acción de gracias, vivir la historia y renovarla en el tiempo, también hoy. Comenzamos esta celebración abriendo nuestro corazón a la misericordia de Dios, nuestro Padre.”

Las lecturas fueron realizadas por miembros de la Hermandad.

D. Blas empezó su homilía con las palabras del Salmo: “Sed imitadores de Dios como hijos queridos y vivid en el amor, como Cristo se entregó por nosotros a Dios, como oblación y víctima de propiciación”. Siguió su homilía diciendo que estas palabras nos pueden servir para vivir gozosamente este día en el que la Hermandad celebra su 475 Aniversario y en el que se hace presente en este momento toda la historia, que nadie como Ella conoce desde su presencia en este lugar. María nos lleva a hacer una experiencia de Dios desde esta Basílica, que es Santuario para muchos peregrinos que vienen a darle gracias por los favores recibidos y a pedirle por sus necesidades. También resaltó como la caridad es importante en la vida de la Hermandad en la actualidad y desde sus inicios, siendo el amor al prójimo sus señas de identidad. Terminó su homilía con estas palabras: “Pues que la Virgen, que ha visto tantos acontecimientos a lo largo de estos 475 años, nos ayude a vivir este presente, plantados en el suelo, con la invitación a vivir todos como hermanos, como el Papa nos anima a vivir y con heroísmo esperanzado. Que Ella, Madre de la Esperanza, nos dé con esa mirada confiada en Dios, que nos abrirá camino y gracia”

La Eucaristía ha sido animada con los cantos entonados por D. Blas y en los que todos los presentes han participado.

Antes de la bendición final, D. Manuel López Guadalupe Muñoz, horquillero de la Hermandad, dio lectura a la Introducción del Libro de Reglas, manifestando a continuación que la vida de la Hermandad a lo largo de los siglos ha tenido como fin primordial la Caridad. Terminó su intervención diciendo: “Porque Ella es la que ha mantenido la llama de la Fe, el puerto de la Esperanza y el Tesoro de la Caridad en estos casi cinco siglos de vida de la Hermandad. Nosotros no somos más que herederos de generaciones y generaciones, que vivieron y murieron en la adoración a Jesús Sacramentado y en la veneración a la Virgen de las Angustias. Como ellos hicieron y nos animan desde la Gloria, hoy nosotros, con esta sencillez y humildad, encomendamos los sufrimientos y angustias, provocados por esta Pandemia, en las manos amorosas de nuestra Madre. ¡Protégenos con tu Manto!“.

El canto del Regina Coeli a la Stma. Virgen culminó esta celebración Eucarística.

Después de la Santa Misa, tuvo lugar la proyección audiovisual: “Hermandad de las Angustias 475 años de vida” sobre la devoción a la Virgen en Granada en la Sala Capitular de la Hermandad, donde asistieron un reducido número de Hermanos con su Hermano Mayor.

Contenido relacionado

Dos seminaristas de la Diócesis reciben el Ministerio de Lector

En la S. I. Catedral de Granada.  El próximo domingo 21 de...

Restauración de las campanas de San Cecilio

Conjuntamente, entre la Hermandad de los Favores y la parroquia. La Hermandad...

Enlaces de interés