“La Doctrina Social de la Iglesia, un tesoro para la acción”

“La Doctrina Social de la Iglesia, un tesoro para la acción”

El Centro Cultural Nuevo inicio acogió el 11 de mayo una conferencia sobre la Doctrina Social de la Iglesia en la que D. Juan Cara Tarifa, párroco de Alfacár y Consiliario de la HOAC en Granada, hizo un recorrido por los principales puntos, principios y evolución histórica de esta Doctrina, “tesoro para la acción”.

“Doctrina Social de la Iglesia, un tesoro para la acción” es el título de la conferencia que tuvo lugar el 11 de mayo en el Centro Cultural Nuevo Inicio organizada por la Pastoral de Apostolado Seglar, integrada en la Pastoral de Familia, cuyo consiliario, D.Antonio Luis Martín, fue el encargo de presentar al ponente. La charla estuvo a cargo de D. Juan Cara Tarifa, párroco en Alfacár y Consiliario de la HOAC en Granada que comenzó su reflexión sobre la naturaleza y esencia de esta Doctrina en la que el laicado tiene un “especial protagonismo” y que, a menudo, es desconocida para muchos.

“La gente espera testigos que den razón de su fe en medio de la compleja realidad que vivimos. Que el Evangelio y la realidad se encuentren porque todo lo humano nos pertenece. La Iglesia está unida e implicada en la sociedad, es parte no es algo aparte”, afirmó D. Juan, “ la Doctrina Social es una enseñanza para la acción aunque no se trata de la acción por la acción, de caer en un pragmatismo. La acción tiene una raíz en el ser”.

VER, JUZGAR Y ACTUAR

El papel cristiano frente al mundo actual se compone de tres acciones: ver la realidad, juzgarla a la luz del Evangelio y actuar con el papel decisivo de los laicos.

En su análisis, el párroco de Alfacár señaló cuales son las realidades principales que definen el mundo en el que vivimos basado en los documentos del Papa Francisco y en otros representativos del Magisterio de la Iglesia: la cultura del descarte, el imperialismo del dinero, idea de libertad deformada por el neoliberalismo, corrupción política y en los poderes públicos, crisis moral, materialismo, relativismo y diversos problemas derivados de la falta de cuidado de la casa común como la escasez de agua, la deforestación, el cambio climático y la contaminación “del medio ambiente y también de las mentes”.

“Ante esta realidad estamos llamados a vivir desde la alegría de nuestra fe, la alegría que nace de Jesús resucitado. Hay muchos signos de desesperanza pero también de desesperanza” aseguro el consiliario de la HOAC.

PRINCIPIOS DE LA DOCTRINA SOCIAL

La amplitud y riqueza de la Doctrina Social de la Iglesia propone principios que pueden ayudar a transformar el contexto actual como por ejemplo volver a colocar en el centro la relación con Dios frente a la visión mundana del vivir como si Dios no existiera. Asimismo, recuperar el verdadero valor de la familia y el modelo trinitario como base para las relaciones.
“Las personas se forjan en la familia, Dios también es familia, la Trinidad es el modelo social del cristiano. En la familia el amor se hace fecundo, la familia no es una función social dependiendo de los intereses del individuo”, aseguró D, juan Cara.

También la propuesta de una economía social de mercado frente al capitalismo, la búsqueda de la solidaridad para el bien común, el destino universal de los bienes, la justicia, caridad y fraternidad son algunos de estos principios.

LA DOCTRINA SOCIAL EN LA HISTORIA

La Doctrina Social de la Iglesia comenzó a desarrollarse con el surgimiento de la Revolución Industrial y el movimiento obrero en Europa bajo el pontificado de León XIII. Desde sus inicios hasta la actualidad su evolución histórica se ha divido en las siguientes etapas:

– Nueva cristiandad. De Pío XI hasta Juan XXIII. Época de choque entre capitalismo y comunismo, la civilización cristiana se presenta como alternativa a los totalitarismos.

– Etapa de diálogo. De 1958 a 1978 bajo el pontificado de Juan XXIII y Pablo VI. Las principales preocupaciones eran la brecha entre norte y sur, el nuevo orden mundial y la interdependencia (germen de la globalización). En el Concilio Vaticano II, la Iglesia se hizo diálogo.

– De 1978 al 2013. Pontificados de San Juan Pablo II y Benedicto XVI. Aparición del “transhumanismo”, reflexión de la calidad de vida del hombre más allá de lo material. Surge la visión de la sociedad antrópica, que pierde las raíces de su propia humanidad. El capital domina totalmente sobre las personas.

– Caída del capitalismo liberal en 2008. El hombre autor de sí mismo, pone su salvación en el bienestar material.

– 2013-actualidad. Revolución del Papa Francisco que invita al testimonio del “Evangelio vivido” y una Iglesia “pobre, sierva y sinodal”.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés