La cruz pectoral de Mons. Martínez, para María Santísima de la Misericordia

Nuestro Arzobispo regaló a María Santísima de la Misericordia la cruz pectoral de su Ordenación episcopal, en el décimo aniversario de la Coronación canónica, y anunció una nueva iniciativa de caridad para ayudar a formar en sanidad a jóvenes de Bangui, capital de República Centroafricana.

Mons. Javier Martínez celebró el pasado sábado la Eucaristía de acción de gracias por el décimo aniversario de la Coronación canónica de María Santísima de la Misericordia, en la iglesia de San Cecilio, sede de la Cofradía de los Favores.

La Coronación de la Sagrada Imagen de María Santísima de la Misericordia fue la primera que Mons. Martínez celebró en su episcopado en Granada. Por ello, D. Javier Martínez ha donado la cruz pectoral de su ordenación episcopal a la Virgen de la Misericordia, por tener un recuerdo especial del día en que coronó la imagen, el 20 de mayo de 2007, en la Santa Iglesia Catedral de Granada.

El Arzobispo lo explicó públicamente al comienzo de la Eucaristía, y el hermano mayor se lo agradeció al final de la Misa y le entregó una medalla de honor de parte de la Cofradía del Santísimo Cristo de los Favores y María Santísima de la Misericordia.

NUEVA INICIATIVA DE CARIDAD
Mons. Martínez expresó su deseo de comenzar una nueva iniciativa de caridad con los jóvenes de la Cofradía, abierto a todas las personas. Se trata de un proyecto de ayuda económica para formación de jóvenes en Bangui, en especial, de formación sanitaria y de enfermería.

El Arzobispo contó la experiencia de alegría y comunión que vivió hace unos meses en Granada, con la visita a nuestra diócesis del cardenal de Bangui, en Centroáfrica, Mons. Diendonné Zapalainga, y del imán Kobine Layama, ambos galardonados con el Premio Mundo Negro a la Fraternidad por su trabajo conjunto por la paz y el diálogo interreligioso en el país.

Mons. Martínez se mostró muy agradecido con esta visita y señaló que con la donación de su anillo de oro y otras joyas y donativos de los hermanos cofrades y otros fieles, podemos comenzar una obra de caridad que ayude a la formación en sanidad y en enfermería de los jóvenes de Bangui.

Para ello, allí mismo, en la iglesia de San Cecilio, llamó a Paula, una joven que conoció el día de la Coronación de María Santísima de la Misericordia que tenía el deseo de estudiar enfermería, y también preguntó por el vocal de Juventud de la Cofradía. A los dos jóvenes los animó a comenzar con este proyecto, y anunció que pueden contar con aulas del Centro de Magisterio La Inmaculada y otras instalaciones de la Archidiócesis.

Rosa Die Alcolea

Contenido relacionado

ASOGRA inaugura y bendice su nueva sede para atender a las personas sordas

La Agrupación de Personas Sordas de Granada, ASOGRA, inauguró este miércoles...

Edición adaptada del documento preparatorio del Sínodo

Preparado por el equipo sinodal de la Conferencia Episcopal Española.  ...

Enlaces de interés