La Cofradía de la Esperanza peregrina a Caravaca de la Cruz

Tuvo lugar el pasado día 11 y, además de participar en la Misa del Peregrino, asistieron a la Magna Procesión “Salvador por la Cruz de Cristo”.

El pasado sábado día 11, con motivo del Año Santo de Caravaca de la Cruz, la Cofradía de la Esperanza de Granada peregrinó hasta la Basílica Santuario de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, donde asistieron a la Eucaristía de Peregrinos y obtuvieron la Indulgencia Plenaria, informó la Cofradía. La Cofradía estuvo representada en la ceremonia por el vocal de Cultos y Espiritualidad, Ismael Álvarez Pérez, quien hizo la Primera Lectura y el Salmo Responsorial. Asimismo, la corporación participó en la adoración del Lignum Crucis.

Tras almorzar, los hermanos se trasladaron hasta Murcia donde asistieron a la Magna Procesión ‘Salvador por la Cruz de Cristo’, con motivo de la celebración del III Congreso Internacional de Cofradías y Hermandades, que organizan la UCAM y el Cabildo Superior de Cofradías de Murcia. Un total de dieciséis tronos procedentes de las localidades de Cartagena, Cieza, Jumilla, Yecla, Caravaca, Santomera, Lorquí y de la propia ciudad de Murcia recorrieron las calles de la capital de la Región. Tallas, todas ellas, obra de escultores murcianos y que datan, la más antigua de finales del siglo XV, el Santísimo Cristo de la Salud, hasta la más reciente, como es el paso de San Juan, ya del siglo XXI.

CONFERENCIA
Por otra parte, la Cofradía de la Esperanza continúa con el programa de actos previstos con motivo de la Coronación Canónica Pontificia de Nuestra Señora de la Esperanza. Así, el pasado viernes día 10 tuvo lugar en su Casa de Hermandad la conferencia “María, signo de esperanza para la Iglesia”, impartida por el vicario de la parroquia de Montserrat, D. José Antonio Escobar, y organizada por la Vocalía de Formación de la Hermandad.

“La virtud de la esperanza tomando como referencia el modelo de vida de la Virgen María fue el eje de la charla y reflexiones del vicario parroquial, quien señaló que ese ejemplo ha de ser el respaldo ante las dificultades que se presentan en las diferentes realidades, movimientos y comunidades eclesiales, de la Iglesia, así como en la vida particular de cada uno de los cristianos”, informó la Cofradía de la Esperanza. «Ella siempre dijo sí», señaló el sacerdote.

Contenido relacionado

Enlaces de interés