Inaugurado el Año Jubilar Teresiano y 75 aniversario de la Cofradía del Cristo del Consuelo

La Archidiócesis de Granada vivió el domingo 19 de octubre, Día Mundial de las Misiones que este año lleva el lema «Renace la alegría», una de sus jornadas más intensas en torno a la Mesa del Señor. Y es que en la celebración de la Eucaristía que los domingos a mediodía preside nuestro Arzobispo en la Santa Iglesia Catedral, varios fueron los acontecimientos que aglutinaron a cientos de fieles en el templo catedralicio.

La Eucaristía estuvo presidida por las Sagradas Imágenes del Santísimo Cristo del Consuelo, cuya cofradía celebra el 75 aniversario de sus Estaciones de Penitencia desde su fundación con sede en la Abadía del Sacromonte, y la de Santa Teresa de Jesús, con sus reliquias insignes y el bastón de la santa andariega, con motivo de la apertura en la Archidiócesis de Granada del Año Jubilar Teresiano, concedido por el Papa Francisco a todas las Diócesis españolas con ocasión del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

En este sentido, Mons. Martínez anunció que Granada tendrá una serie de templos jubilares en la Archidiócesis, con los que ganar la Indulgencia Plenaria, con las disposiciones previstas para estos casos, y cuyos lugares son la Santa Iglesia Catedral y los templos con presencia de comunidades carmelitas en Granada y provincia, como en Chauchina, siendo los días de celebración todas las fiestas y solemnidades de la comunidad carmelita, de la Iglesia de Granada y de la Iglesia universal. Entre esos días destacan el día de Nuestra Señora de las Angustias, San Juan de Dios, el día de la Encarnación o el día de Santa Teresa de Jesús. En este contexto, ayer domingo también se celebraba en Roma la beatificación del Papa Pablo VI.

Matrimonio, familia y vida

Además de hablar de la cruz de Cristo y de la santidad con ocasión de la presencia de ambas Sagradas Imágenes, Mons. Martínez abordó también el tema del matrimonio, la familia y la vida, con motivo del Sínodo extraordinario que se clausuró ayer domingo y congregó a obispos de todo el mundo para abordar los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la nueva evangelización. De la familia, Mons.

Mons. Martínez habló sobre la destrucción de lo humano porque se destruye la existencia misma y la concepción del matrimonio y la familia. «En este sentido, en España ahora mismo somos la única sociedad donde el matrimonio ha dejado de existir en el sistemas jurídico y legal español. No ha sucedido antes jamás en la historia. (…) Siempre el matrimonio ha sido una realidad protegida, hubiera la concepción del matrimonio que hubiera». Asimismo, subrayó el papel fundamental de la familia en la crisis económica.

Respecto a la vida, Mons. Martínez recordó que «el único Señor de nuestras vidas es Dios» y que «la dignidad de hijos de Dios ni está en venta, ni está de rebajas, en ningún sentido, ni ante nadie, ni ante ningún poder del mundo», en referencia especialmente a la vida del concebido no nacido. «Sólo Dios dispone de ella. Nadie más. Y de eso nosotros tenemos que ser testigos y defensores», subrayó hablando de los niños concebidos no nacidos y frente al aborto.

DOMUND

Sobre el DOMUND, Mons. Martínez invitó a ser generosos para colaborar con los misioneros, quienes en casos como el ébola han demostrado su valor y esfuerzo por extender la fe y «la alegría de Jesucristo a todos los hombres». «No hace falta recordar el valor de los misionero en todo el mundo, cuando tenemos tan cerca y tan mano la tragedia del ébola, en la parte más deprimida y destruida de África que es el África occidental. Sed generosos. Todas las Iglesias del mundo hoy colaboran a este esfuerzo de extender la Buena Noticia y la alegría de Jesucristo a todos los hombres», señaló nuestro Arzobispo.

Palabras de Mons. Martínez sobre el matrimonio y la familia, y sobre la vida

Homilía de Mons. Javier Martínez

Contenido relacionado

Enlaces de interés