Granada participa en el encuentro nacional de empleados y voluntarios de la OMP

 Mons. Andrés Carrascosa, Nuncio del Papa en Ecuador, durante su intervención.

Uno de los miembros de la Delegación de Misiones de Granada, Ángel Molero, estuvo presente en el encuentro de empleados y voluntarios de las Delegaciones de Misiones que tuvo lugar en Madrid los días 17 y 18 de febrero.

Un centenar de empleados y voluntarios de las delegaciones de Misiones y Obras Misionales Pontificias (OMP) se reunieron en este encuentro en Madrid, presencial por primera vez desde la pandemia.

Lo hicieron para celebrar además, en esta XIX edición, los varios centenarios que están teniendo lugar en este 2022 y que se resumen en el lema, “A hombros de gigantes”. Tales son los 400 años de la institución de Propaganda Fide, actual Congregación de la Evangelización de los Pueblos, los 200 años del fallecimiento de la fundadora de la Obra de la Propagación de la Fe, hoy conocido como DOMUND, o los 150 años de la fundación de las Misioneras Combonianas.

Fue la madre María del Prado Fernández la que empezó eplicando los explicó los orígenes de la congregación femenina comboniana, antes de la charla sobre la evangelización desde las OMP en Ecuador. El Nuncio del Papa el país ecuatoriano, Mons. Andrés Carrascosa, y el vicario apostólico del vicariato San José del Amazonas, hablaron con detalle sobre la misión de evangelización en Ecuador.

“Carrasco explicó cómo se elaboran los presupuestos para el mantenimiento de las misiones allí, que pasa actualmente por el sostenimiento de seminarios, colegios…”, explica el representante de la Delegación de Misones enGranada, “Las OMP reciben después el dinero recaudado en el Vaticano hacia todos los países, repartiéndolo en función de la urgencia de uno u otro proyecto. El Nuncio ayuda en la elaboración de los proyectos, y asegurarse que el dinero se invierte en lo que se ha pedido”.

MESAS DE TRABAJO CON EL RESTO DE DELEGADOS

Tras esta toma de contacto, la tarde del jueves se invitó a todos los empleados y voluntarios de las OMP a poner en común sus modos de funcionamiento en una mesa de trabajo que llevó por título: “Una parroquia, un colegio, una comunidad”. La idea era ver qué podía aportar cada uno para llevar a término ese proyecto.La idea es que se entable una mayor comunicación y trabajo en una parroquia, en un colegio o una comunidad, estableciendo mayores lazos con cada una.

El viernes se sacaron las conclusiones del grupo de trabajo y luego, con el lema “Cómo hemos mejorado la animación misionera con la pandemia”, los representantes de las Delegaciones de Misiones de Lugo, Málaga y Zaragoza, compartieron cómo habían afrontado este periodo. “La verdad es que han sido muy productivas”, asegura Molero. “Siempre es importante volvernos a recordar el funcionamiento de las OMP, no solo para concienciar al pueblo sino para la ayuda económica necesaria para llevar a cabo su función. También el retomar el contacto con los compañeros de las delegaciones del resto del país y compartir puntos de vista ha sido enriquecedor”.

Tras el compartir de los resultados de las mesas de trabajo, se dedicó un tiempo a recibir información práctica donde se presentó el nuevo logotipo de las Obras Misionales Pontificias, con el dossier de los distintos centenarios y un agradecimiento por el cierre contable. Además, se notificó la organización de un campamento de Infancia Misionera que hubo de ser suspendido a causa de la pandemia y que se espera que pueda llevarse a cabo en este ámbito.

El presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, Mons. Francisco Pérez, clausuró la Jornada con el director nacional, D. José María Calderón.

Ignacio Álvarez
Secretariado de Medios de Comunicación Social

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés