Granada celebra una nueva jornada de culto y devoción a Nuestra Señora de las Angustias

La Basílica de las Angustias acogió ayer los cultos en honor a la patrona con la celebración de la Eucaristía ofrecida por los Hermanos Palieros presidida por nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, seguida por la tarde de la salida en procesión de la Virgen por las calles del centro de la ciudad donde fue recibida con devoción por el pueblo cristiano de Granada.

Nuestra diócesis celebró ayer una nueva jornada de alegría y devoción en honor a su patrona, la Virgen de las Angustias, cuyos cultos comenzaron por la mañana en la Basílica con la celebración de las Eucaristías ofrecidas por los Hermanos Horquilleros y Hermanas Cofrades, en primer lugar, y posteriormente por los Hermanos Palieros cuya celebración fue oficiada por nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez y concelebrada por D. Blas Gordo, párroco de las Angustias junto al Vicerrector del Seminario Mayor San Cecilio, D. Ildefonso Fernández-Figares, con la presencia de un grupo de seminaristas.

Ante las decenas de granadinos que se congregaron, un año más, en la Basílica de la Madre de Granada para rendirle culto con fe y alegría, Mons. Martínez destacó en su homilía la presencia y socorro de la Virgen ante el sufrimiento humano:

“Tu Amor Señor es más fuerte que el pecado del mundo entero, Tu Madre es el orgullo de nuestra raza, Tu Madre es una hija de Eva a quién Tú has preservado para tenerla como referencia, poder escondernos detrás de su manto y apoyarnos en ti, aprender como ella que hasta la cruz más grande, que puede ser la pérdida de un hijo, puede ser vivida sabiendo que hay algo más grande y es Tu Amor. Tu Madre se ha hecho nuestra para acompañarnos en el camino de la vida”, afirmó Mons. Martínez.

También nuestro Arzobispo invitó a los presentes antes de concluir la celebración, a rezar especialmente en este día por el sufrimiento del pueblo de Venezuela y también por la evangelización de los jóvenes con creatividad y osadía en nuestra diócesis de Granada.

La Eucaristía culminó con el canto solemne del himno a la patrona y el aplauso unánime a la imagen de la Virgen que se encontraba ya preparada para el inicio de su posterior procesión por el centro de Granada.

HAY UNA MADRE DE AMORES

Ya por la tarde las puertas de la Basílica volvieron a abrirse para dar inicio a la tradicional procesión de la patrona por las principales calles del centro cuya salida esperaban cientos de granadinos y visitantes que con aplausos y fuegos artificiales a las puertas del templo.

La procesión contó con la participación de nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, junto a miembros del clero diocesano y seminaristas del Seminario Mayor, así como con representaciones de distintas hermandades y cofradías de la Semana Santa granadina, así como con la presencia de laicos y hermanos de la Cofradía de las Angustias que portaban velas encendidas y rezaban el Rosario con devoción acompañando a la Virgen que fue recibida con júbilo por el pueblo cristiano a su paso por las principales calles del centro de la ciudad.

Ver galería de fotos

Ver galería en Flickr

María José Aguilar

Contenido relacionado

Enlaces de interés