“Estudiar bien es aprender a tratar bien a cada persona”

La Eucaristía se celebró en la iglesia de la Cartuja y después, el delegado de Liturgia de la Diócesis de Jaén presentó la nueva edición del Misal Romano en el Seminario Diocesano “San Cecilio”.

Ayer, jueves, 26 de enero, celebramos en nuestra Archidiócesis la fiesta de Santo Tomás de Aquino, cuya dedicación litúrgica es el 28 de enero.

Santo Tomás de Aquino es el patrón de las universidades y centros de estudios católicos, por lo que ayer participaron en esta celebración los directores y profesores de los Institutos Superiores de nuestra Archidiócesis: El Instituto de Filosofía “Edith Stein” y el de Teología “Lumen Gentium”, cuya sede es el Seminario Mayor.

Asimismo, los seminaristas del Seminario Diocesano “San Cecilio” y del Seminario Misionero “Redemptoris Mater” participaron en los actos, y cantaron en la celebración de la Eucaristía.

“LA FUENTE DE LA TEOLOGÍA ES LA REVELACIÓN”
Presidió la Misa D. Enrique Rico Pavés, Rector del Seminario Diocesano “San Cecilio”, D. Mariano Catarecha, Rector del Seminario Misionero “Redemptoris Mater” y D. Antonio Lara, Delegado de Liturgia de la Diócesis de Jaén y ponente de la conferencia que se celebró posteriormente.

D. Enrique Rico hizo referencia en la homilía a la Teología proclamada por Santo Tomás de Aquino: “la fuente de la Teología es la Revelación, la fuente de la Teología es reconocer que Dios ha querido encontrarse con el hombre, la fuente de la verdadera Teología, y en el fondo de la verdadera sabiduría, es reconocer que Dios va por delante, y que Él va iluminando nuestra vida si nosotros nos dejamos iluminar. Por eso, solo entiende a Dios aquel que es humilde”.

El Rector del Seminario Diocesano señaló que “también estudiar bien es aprender a tratar bien a cada persona que pasa por mi vida, todo conocimiento que uno adquiere en el fondo es para servir a los demás, y eso brota de la caridad”.

NUEVA EDICIÓN DEL MISAL ROMANO

D. Antonio Lara Polaina, Delegado de Liturgia en Jaén, presentó a los profesores y alumnos de los Seminarios e Institutos Católicos la tercera edición del Misal Romano.

El sacerdote definió el Misal, destacó que es “después del Leccionario de la Palabra de Dios, el libro litúrgico más importante por contener los textos que han de usarse en la celebración de la Eucaristía”. También repasó las referencias históricas del Misal Romano y habló de las ediciones anteriores, y explicó la importancia de este libro como “testimonio de la Tradición de la Iglesia”.

Asimismo, el experto en Liturgia apuntó las aportaciones de la tercera edición del Misal Romano. Algunas de ellas son: la revisión de la traducción del texto o las modificaciones en la Ordenación General del Misal Romano, como la recitación de la plegaria eucarística, el gesto de los fieles durante la consagración, que deberá de ser de rodillas, o la comunión bajo las dos especies, que ha sido ampliada, son algunas de las nuevas aportaciones.

También se han añadido algunas oraciones para días concretos o tiempos litúrgicos, como el Adviento y la Navidad, la Cuaresma la Pascua o el tiempo per annum y las fiestas del Señor. Con respecto al Tiempo Ordinario de la Misa, se han añadido o modificado algunos textos, en el santoral hay cuatro nuevos formularios para memorias obligatorias y otras dieciséis facultativas para las misas de los santos incorporados al Calendario Romano General, entre otras aportaciones.

Contenido relacionado

Enlaces de interés