El Centro de Magisterio La Inmaculada inaugura el curso en su sede con la participación de los alumnos

El Centro de Magisterio La Inmaculada, de la Archidiócesis de Granada y adscrito a la Universidad de Granada, inauguró ayer el nuevo curso académico en su sede, el edificio «Studium Granatense et Sacromontanum», ubicado en la calle Joaquina Eguaras.

Ayer por la tarde, Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada, celebró la Eucaristía de inicio de curso en la iglesia del Centro de Magisterio La Inmaculada y a continuación tuvo lugar el acto académico de inauguración de curso en el salón de actos del Centro.

La Eucaristía estuvo presidida por nuestro Arzobispo y concelebraron los sacerdotes diocesanos D. Juan Sánchez Ocaña, D. Enrique Rico y D. Ildefonso Fernández-Fígares, capellán en este Centro.

Mons. Martínez habló en su homilía de la misión de la Iglesia y de nuestra vocación como cristianos: «acercarnos al ser humano como el Señor se acercaba a nosotros, y a cada ser humano, a cada persona tal como es, es decir, sin prejuicios o juicio preconcebido, sin etiquetas ni esquemas, sino cada persona es un misterio insondable con un destino bello y grande para el que Dios nos ha creado a todos, y en el que somos compañeros de camino. Y el espíritu de Dios es el que puede hacer eso, no está en nuestras manos ni en nuestros propósitos. Y por eso, al mismo tiempo que damos gracias por el curso que empieza y la oportunidad que significa para nosotros, le pedimos al Señor que nos conceda el don de su espíritu».

Al término de la Eucaristía, Mons. Martínez presentó a los alumnos y profesores al nuevo capellán del Centro, D. Ildefonso Fernández-Fígares, y lanzó la propuesta de crear con él un nuevo coro de jóvenes en esta iglesia.

ACTO ACADÉMICO

Tras la celebración de la Santa Misa, la celebración continuó en el salón de actos donde tuvo lugar el acto de académico para inaugurar el curso, en el que participaron muchos alumnos, profesores, docentes, familiares y amigos.

En la mesa de los ponentes se sentaron Mons. Javier Martínez, Arzobispo de nuestra Diócesis; José Antonio Naranjo, vicerrector de estudiantes y empleabilidad de la Universidad de Granada; Miguel García González, profesor emérito en el Centro de Magisterio La Inmaculada; Carmen Rosales, directora académica y Ana Isabel Garralda, directora institucional.

El acto académico comenzó con unas palabras de José Antonio Naranjo, vicerrector de estudiantes y un saludo de nuestro Arzobispo a todos los alumnos, invitando a sentirnos «abrazados por Dios en nuestra humanidad tal como somos, con nuestras dificultades, que son participación y regalo en la vida del Señor». La directora académica del Centro agradeció a todos su asistencia y su interés y presentó al ponente con gran afecto.

Miguel García González, docente emérito en el Centro de Magisterio La Inmaculada en el área de Ciencias de la Salud, habló a los alumnos sobre la importancia de las observaciones discrepantes en las adquisiciones del conocimiento, y explicó como varían los resultados en función de cómo se apliquen los factores de una manera u otra, esto es, las discrepancias en la observación.

Previamente a la conferencia, por petición del ponente, se repartió a todos los presentes un cuestionario con preguntas y experimentos que el profesor expuso durante su ponencia, como por ejemplo: ¿Cuántas preguntas se le puede hacer a una vela encendida?, o ¿qué elementos reciben calor y cuáles lo transmiten? Los alumnos participaron con gran interés aportando respuestas y preguntando dudas sobre los diferentes experimentos o reacciones químicas.

Contenido relacionado

Enlaces de interés