El Arzobispo corona a María Santísima de la Amargura

La Hermandad de la Oración de nuestro Señor en el Huerto de los Olivos y María Santísima de la Amargura compartió la gran alegría de la Coronación Canónica con miles de fieles en la Catedral y en las calles de Granada, con el traslado, la imposición de la corona y la procesión de Alabanza de regreso a su templo.

Dos días de celebraciones han rodeado la Coronación Canónica de María Santísima de la Amargura, quien dejó su templo en el Monasterio de las Comendadoras de Santiago el viernes por la tarde para su traslado a la S.I. Catedral. Allí llegó por la noche la Sagrada Imagen y fue preparada para que al día siguiente estuviera dispuesta para su Coronación Canónica en el altar planteado sobre el paso de la Oración de nuestro Señor en el Huerto de los Olivos.

A mediodía, la celebración eucarística comenzaba con la procesión de la corona portada por las Hermanas Comendadoras de Santiago, que discurrieron con ella por el pasillo central de la Catedral, entre los fieles que allí esperaban tan especial momento. A la celebración, acudieron acompañando a la Hermandad numerosísimos fieles, junto con los sacerdotes diocesanos, el Vicario General D. Manuel Reyes, las Hermanas del Monasterio de las Comendadoras, los Caballeros de la Orden de Santiago, la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa, representantes de todas las hermandades y cofradías de Granada y autoridades civiles y militares.

Mons. Javier Martínez, mostró su alegría por la Coronación y en su homilía, agradeció a todos los que habían colaborado en preparar todo desde hace tanto tiempo. Después de sus palabras, en las que habló sobre la Virgen y esta advocación de la Amargura, se leyó el decreto de la Santa Sede en el que se aprobó la Coronación Canónica. Tras esto, la corona fue trasladada al altar de la Virgen y el Arzobispo la puso en su cabeza con una gran emoción de todos los que lo presenciaron, momento en el que todos irrumpieron en un gran aplauso. Después de la Coronación, siguió adelante la Eucaristía y al final todos juntos cantaron el himno compuesto para la ocasión.

Por la tarde, María Santísima de la Amargura salía de la S.I. Catedral ya coronada, en un regreso a su templo en el Monasterio de las Comendadoras de Santiago que estuvo acompañado por miles de personas.

CORONA

La corona que impuso Mons. Javier Martínez a María Santísima de la Amagura ha sido realizada por el orfebre granadino Alberto Quirós. La obra parte de un diseño original del Platero Mayor de la Catedral de Granada, Tomás Jerónimo de Pedradas, que la realizó a mediados del siglo XVIII y que no se llevó a cabo. Alberto Quirós le ha diseñado y realizado una ráfaga muy sutil que hace valer la belleza en si de la propia corona.

Las Madres Comendadoras han aportado una venera del siglo XVII que se ha incorporado a la corona en lugar preeminente. Los hermanos han aportado el oro y las piedras preciosas necesarias, y la Cofradía ha costeado la plata para tal fin.

Ver galería de fotos de la Coronación Canónica

Contenido relacionado

Beato Bernardino Amici

Bernardino Amici, predicador y escritor franciscano, nació en 1420 en Fossa,...

“Estad siempre despiertos”

Evangelio de hoy, sábado 27 de noviembre de 2021. Daniel...

Enlaces de interés