El Arzobispo celebró con los fieles de Pitres la festividad de Nuestro Señor de la Expiración

El pasado viernes, 4 de abril se celebró en la Villa de Pitres, municipio de la TAHA de la Alpujarra Alta de Granada, la solemne Eucaristía con motivo de la festividad del Cristo de la Expiración, día grande que todos los años se celebra con gran esplendor en esta localidad de la alpujarra granadina, con gran afluencia de personas movidas por el gran amor que todos profesan a esta Sagrada e Imagen, personificando a Jesucristo Crucificado.

La Misa tuvo lugar a las 12 horas, la presidió el Arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, acompañado por los sacerdotes D. Juan Bautista Amat Medina, Vicario Territorial y Párroco de Nuestra Señora de la Cabeza de Motril; D. Enrique Ferrer Álvarez, párroco de Pitres, D. Ángel Luis Gómez Pérez, párroco de Capileira, D. Pablo Castilla Domingo, párroco de Cádiar, y D. Francisco J. Sabio Sánchez, párroco de Válor.

La celebración empezó con la monición de entrada que hizo D. Antonio Mezcua, en la que dijo: «En esta celebración de la Eucaristía en honor al Cristo de la Expiración, presidida por nuestro Pastor, D. Javier, la comunidad cristiana de Pitres se llena de alegría y gozo por poder experimentar los misterios de la salvación. Nosotros los cristianos hemos de gloriarnos en la cruz de nuestro Señor Jesucristo; en Él está nuestra salvación, vida y resurrección; Él nos ha salvado y liberado. Dispongamos nuestros corazones a participar activamente de la Palabra de Dios y del alimento del Cuerpo y Sangre de Cristo.»

Las lecturas fueron realizadas por José Alonso y Mari Dulce Rodríguez, siendo cantado el salmo por Ana Rodríguez, tanto las lecturas como el salmo fueron seguidas por todos los asistentes con gran devoción y atención.

En su homilía, D. Javier, después de saludar a los sacerdotes concelebrantes y a todos los fieles presentes, insistió mucho en el amor tan grande que Dios nos tiene, así que tenemos que acudir a Él para pedirle perdón por todos los defectos que tenemos y las faltas y pecados que cometemos. Nos quiere tan locamente el Señor, manifestó D. Javier, que ni aún los pecados más grandes que cometamos estarán exentos de su perdón. Todo nos lo perdonará si le pedimos humildemente perdón. Así perdonó en el madero de la Cruz a los que le crucificaban: «Padre perdónalos porque no saben lo que hacen». Cuando Jesús le dice al buen ladrón: «Hoy estarás conmigo en el Paraíso» nos está hablando de su perdón y de su resurrección. De nada nos valdrían el amor ni nuestra alegría, si Jesucristo no hubiese resucitado, ésta es la razón de nuestro fe cuando nos acercamos a recibir su cuerpo en la comunión. Terminó su homilía diciendo: «Te damos gracias, Señor, por tu amor», e invitó a todos a guardar un momento de silencio para rezarle desde lo más profundo del corazón.

Las preces del pueblo fueron realizadas por el alcalde de la Taha, Marcelo Avilés, que participó en la Celebración Eucarística. En una de sus peticiones hizo mención especial a los 40 años, recién cumplidos, que lleva como sacerdote nuestro Arzobispo, D. Javier, encomendándole al Señor para que le ayude a cumplir con su difícil misión.

La Eucaristía fue acompañada por los cantos del coro de Pitres que contribuyó a la solemnidad de la celebración. El Arzobispo tuvo unas palabras de agradecimiento para los sacerdotes, el alcalde y para todos los asistentes, ya que se había sentido muy dichoso y feliz por haber podido presidir la Eucaristía en honor al Cristo de la Expiración, misterio insondable de nuestra fe.

Antonio Joaquín Mezcua Roelas

Contenido relacionado

Los jóvenes de Albondón animarán la fiesta de su patrón, San Luis de Francia

La localidad de Albondón va preparándose para la celebración de las...

Estreno de la película documental “La Cartuja de Granada”

Podrá verse por internet, en www.granadacristiana.com, por un precio simbólico, que...

Enlaces de interés