«El alma de la Navidad es el nacimiento del Hijo de Dios que ha querido venir para con nosotros»

En la mañana de hoy, viernes 16 de diciembre, se ha bendecido el Belén en el Ayuntamiento de Granada, como es costumbre cada año.

D. Francisco Espigares, Vicario General de la Archidiócesis, ha bendecido la imagen del Niño Jesús que preside el Belén del Ayuntamiento.

En el acto han participado Francisco Cuenca, alcalde de la ciudad, y Antonio Pipó, presidente de la Asociación de Belenistas de Granada. Además, han asistido los concejales y trabajadores del Consistorio, los miembros de la Asociación de Belenistas y los representantes del periódico Ideal, patrocinadores del acto.

Un grupo de niños del Colegio Fuentenueva ha cantado un villancico en el patio del Ayuntamiento, y dos niños han sido elegido para acompañar al vicario general y al alcalde para la bendición de la Imagen del Niño Jesús.

D. Francisco Espigares ha ofrecido unas palabras de saludo a todos los presentes: «Durante estos días contemplaremos asiduamente en nuestros hogares, ciudades y calles el pesebre, y meditaremos el gran amor del hijo de Dios, que ha querido habitar con nosotros. Pidamos pues a Dios que el pesebre colocado aquí en el Ayuntamiento, avive en nosotros la alegría de estas fiestas, el amor, la fe y la esperanza, y nos ayude a celebrar más intensamente estos días entrañables de la Navidad».

A continuación, Espigares leyó las palabras del Evangelio de San Lucas (2, 1-20), que narran el nacimiento de Jesús.

«EL ALMA DE LA NAVIDAD»

El vicario general añadió unas palabras a la lectura del Evangelio: «El alma de la Navidad es el nacimiento del Hijo de Dios que ha querido venir para con nosotros, no para vendernos la moto, sino para acompañarnos, para unirse a nosotros, a nuestros sufrimientos, a nuestras alegrías, para estar con nosotros, ese el Señor. Por eso nosotros hemos de agradecerle al Señor su venida con mucha alegría, con una capacidad grande de paz, y de amor entre todos nosotros».

Después de bendecir la figura del Niño Jesús, la niña la llevó al Belén, donde fue colocada en el portal de Belén, junto a las imágenes de la Virgen María y de san José.

Contenido relacionado

El Sacromonte celebra la Inmaculada

Desde su fundación a principios de la Edad Moderna, la Abadía...

Enlaces de interés