Donada la composición musical de una Misa propia para la Virgen de Consolación

La Hermandad del Santísimo Cristo de San Agustín ha recibido la donación de las partituras de una Misa dedicada a Nuestra Madre y Señora de la Consolación, donada por dos hermanos, con motivo del XXV Aniversario de la Bendición de Nuestra Madre y Señora de la Consolación.

La obra comprende las partes que componen el ordinario de una misa, kyrie, Gloria, Sanctus, Agnus Dei, compuesta para coro a cuatro voces, con textos en latín, y acompañamiento de órgano, para finalizar con la Salve a Nuestra Madre y Señora, del hermano de la corporación, Francisco Garví Fernández, Vestidor oficial de la venerada Imagen, y Promotor de Cultos y Espiritualidad.

Al igual que la Misa al Santísimo Cristo de San Agustín, la Misa a Nuestra Madre y Señora de la Consolación está compuesta por Alberto Barea Tejada.

Alberto Barea Tejada es músico, profesor superior de lenguaje musical, especializado en la dirección de coro y orquesta con el gran Masterchoir Laszlo Heltay, en Barcelona, compositor de un gran número de obras, entre las que también comprende numerosas marchas, piezas de capilla, vía crucis musicales, y misas como la compuesta para el Cincuentenario de Coronación de la Esperanza Macarena.

Barea Tejada está especializado en la música del Renacimiento y de la Edad Media, y actualmente es Profesor del Conservatorio profesional de música «Francisco Guerrero», de Sevilla, y Maestro de Capilla de la Basílica de la Macarena.

Esta ofrenda musical para Nuestra Madre y Señora de la Consolación, viene a culminar el deseo de estos hermanos, como fruto de la devoción que profesan a la Virgen de Consolación, enriqueciendo el Patrimonio Musical que cuenta ya con la composición de la Misa al Sagrado Protector, y piezas de Capilla de Justo A. Soldán, F. J. Rodríguez, J. A. Barros, J. R. Vílchez, y Rubén Jordán.

Esta es la Salve a Nuestra Madre y Señora de la Consolación, que ha escrito Francisco Garví:

Dios te salve María,
Madre de Consolación,
Reina del Santo Ángel
Madre del Divino Amor.

Eres Vida, Eres Luz,
Manantial de nuestra Esperanza.

A ti Suspiramos,
Oh dulzura del alma mía,
Siempre Virgen María.

María, María,
Hoy Granada te implora,
buscando tu Consolación,
postrada en la Cruz de Plata.

Vuelve pues esos tus ojos,
Abogada, Reina y Abadesa,
sobre nosotros tus hijos,
afligidos por la tristeza,

que toda mi vida sea
un bálsamo para quién
tu Consuelo ande buscando
y en mis acciones lo vea.

María, María,
Hoy Granada te implora,
buscando tu Consolación,
postrada en la Cruz de Plata.

La Coral «Ciudad de Granada», que dirige Encarnación Rodríguez, trabaja ya en la Misa, que será estrenada en la Función Extraordinaria de Imposición Litúrgica de la nueva Corona a Nuestra Madre y Señora el domingo 22 de mayo.

Contenido relacionado

Enlaces de interés