Confirmados 150 jóvenes en la Catedral de los 500 previstos estos días

«El amor de Dios es infinitivo. No hay nada que se le ponga por delante. Y eso es justamente lo que celebramos en la Confirmación: el Señor dio su vida por ti, aunque no hubiera sido mas que tú la única persona en el mundo», les dijo Mons. Martínez a los confirmandos.

En torno a 150 jóvenes se confirmaron en la Santa Iglesia Catedral, ayer miércoles, en una celebración presidida por el Arzobispo Mons. Javier Martínez y concelebrada por diversos sacerdotes diocesanos, entre ellos el Deán catedralicio, D. Juan Gutiérrez, y los Vicarios General y de Pastoral, D. Manuel Reyes y D. Blas Gordo, respectivamente. Desde el miércoles y hasta el viernes serán cerca de 500 jóvenes los que reciban este Sacramento de Iniciación Cristiana en el templo catedralicio.

Los confirmandos proceden de las parroquias de San Francisco, San Matías, San Rafael, San Ildefonso, Juan XXIII, Santo Domingo, San Isidro, Santa María Magdalena, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora de la Paz, del colegio diocesano Virgen de Gracia y de jóvenes cofrades de la Hermandad Santa María de la Alhambra.

El Sacramento de la Confirmación es uno de los tres sacramentos de la Iniciación Cristiana y con él se impone la unción del Santo Crisma, que se consagró el pasado Jueves Santo, y por el que se recibe el Espíritu Santo. En este sentido, Mons. Javier Martínez explicó a los confirmandos y asistentes que recibir la Confirmación «no es algo que hacéis por Dios», en referencia a un cierto favor que hacemos a Dios por ser cristianos, sino que «los Sacramentos son acciones del Señor a favor nuestro», porque «siempre, a través de los Sacramentos, quien se nos da es el Señor mismo», subrayó.

Dado el alto número de confirmandos, el momento de la Crismación fue realizada por el Arzobispo, junto con los Vicarios General y de Pastoral, D. Manuel Reyes y D. Blas Gordo, respectivamente, y el Deán de la S.I Catedral, D. Juan Gutiérrez. En este sentido, Mons. Martínez explicó que «quien reviste de Cristo es el Santo Crisma, no la persona que lo hace».

EL AMOR DE DIOS ES INFINITO Y ETERNO

En su homilía, Mons. Martínez subrayó el amor de Dios por cada uno de nosotros desde la eternidad: «Tu vida, tu persona, con todos tus rasgos, tu carácter único en la historia de la humanidad, está en la Presencia de Dios. Sabemos eso porque conocemos a Jesucristo». En este sentido, nuestro Arzobispo destacó que «ser cristiano es un regalo», porque «es poder vivir la vida hasta el fondo y bien; gustar la vida hasta el fondo y bien; amar la vida y amar mi historia hasta con su pequeñez, torpezas, porque estoy sostenido por un amor infinitamente más grande que esas torpezas o límites míos».

«El amor de Dios es infinitivo. No hay nada que se le ponga por delante. Y eso es justamente lo que celebramos en la Confirmación: el Señor dio su vida por ti, aunque no hubiera sido mas que tú la única persona en el mundo». «Dio su vida por ti en la cruz, hizo contigo una alianza de amor para siempre, una alianza nueva, que en el mundo no se había visto nunca, porque era Dios entregando su amor y entregando su vida a sus criaturas, a los hombres. Una alianza nueva y eterna», explicó antes del momento de la unción del Santo Crisma.

«En la Confirmación el Señor renueva su alianza de amor que hizo con cada uno de vosotros en la cruz y de la que empezasteis a participar por el Bautismo».

Entre otras cosas, nuestro Arzobispo subrayó la alegría verdadera «que nace del corazón», sin tener que censurar, al mismo tiempo que explicó que, suceda lo que suceda, siempre hay motivos para estar contentos, para amar y esperar en la vida: «Eso sólo lo da el Señor», concluyó.

TESTIMONIOS DE FE

Los confirmandos y sus padrinos estuvieron acompañados por familiares y amigos, así como el resto de fieles, en una iglesia que estaba llena. Entre estos familiares, estaban Josefina y Francisco, procedentes de Armilla, que, el mismo día en que su nieta recibía el don del Espíritu Santo, celebraban su 53 aniversario de matrimonio. «Sólo le pido a Dios que nuestros hijos sean tan felices y se quieran tanto como nosotros», contaba Josefina al Secretariado de Medios de Comunicación del Arzobispado.

La celebración de las Confirmaciones en la S.I Catedral se celebraron momentos después de llevarse a cabo el Triduo en honor a la Virgen de las Nieves, cuya Coronación Canónica tendrá lugar este sábado día 31 a partir de las 18 horas en Las Gabias, de la que es patrona. Mons. Martínez asistió a este Triduo y compartió con los asistentes el testimonio de fe de un hombre enfermo, de 86 años, que lleva varias operaciones por tumores, que anda con mucha dificultad y con dos muletas: «Os aseguro que quisiera que muchos chicos y chicas de los que están en 1º o 3º de la ESO tuvieran la alegría en los ojos la alegría, la sonrisa, la paz en el rostro y en la mirada que ese hombre tenía. Y yo le he dicho: ‘Pero, las muletas no importan nada porque estas lleno del Señor y te sobra alegría por todos lados’. Y me ha dicho: ‘No lo sabe usted bien'».

«Quien acoge a Cristo, su vida explota en humanidad, fructifica y florece, con un gusto nuevo por la vida y una alegría grande de vivir», señaló Mons. Javier Martínez.

Hoy jueves y mañana viernes tendrán lugar más Confirmaciones en el templo catedralicio, a partir de las 20:30 horas. En total, son cerca de 500 jóvenes los que se confirman durante estos tres días.

Escuchar homilía

Contenido relacionado

San Blas rejuvenece en Víznar

La escultura del santo patrono de Víznar, San Blas, ha rejuvenecido...

Enlaces de interés