Concierto de música popular asturiana en la Basílica de las Angustias

La coral polifónica «Añoranzas», procedente de Langreo, Asturias, acompañó musicalmente la Eucaristía en la Basílica de Nuestra de las Angustias y ofreció un concierto de música popular.

El pasado miércoles, 25 de junio, por la tarde, la coral «Añoranzas», procedente de Langreo, Asturias, participó en la Eucaristía de las 20 horas en la Basílica de Nuestra Señora de las Angustias de Granada, en la que, con sus canciones, contribuyó a su solemnidad y recogimiento y seguidamente interpretaron un concierto de música popular.

Esta coral se fundó en el año 2004 con la finalidad de fomentar la música coral y a su vez proporcionar a sus componentes la participación en actividades de grupo que generen amistad y fraternidad. Actualmente la coral cuenta con treinta voces mixtas, dirigidas por la sabiduría y juventud de su director, el maestro Javier Fernández Mejuto.

Esta actuación está enmarcada en la gira que está realizando por diversas ciudades de Andalucía. La coral ha tenido numerosas actuaciones, tanto en España como en el extranjero. Cabe destacar la gira que hizo durante el año 1011 en Italia, donde tuvo numerosos conciertos corales. Fue recibida por la Embajadora de España ante la Santa Sede y allí ofrecieron un concierto para las autoridades y personalidades allí presentes. Como actuaciones más importantes se pueden considerar las que tuvieron lugar en la Basílica de San Pedro, en la Misa mayor y sobre todo el concierto que ofrecieron en la Plaza de San Pedro, en presencia del Papa Benedicto XVI y que fue transmitido por seis emisoras de televisión, a nivel mundial, y varias emisoras de radio.

HOMILÍA

La Eucaristía fue presidida por D. Mateo Hernández, sacerdote de la Basílica de la Virgen de las Angustias. En su homilía resaltó la máxima que se dice en el Evangelio: «Por sus frutos los conoceréis», insistiendo en que nuestras obras deben ser siempre buenas, de acuerdo con muestras creencias y nuestra fe, ya que los fariseos saben muy bien las leyes pero después no las practican. Terminó su homilía diciendo: «(…) Pidámosle al Señor que todo el que nos vea actuar, vea buenas obras en nosotros para que den gloria al Padre, que está en el Cielo. El ejemplo de nuestras obras dará gloria a Dios. Esto es lo que nos dice Jesucristo». Al terminar la Eucaristía, agradeció al coro su participación e invitó a todos los presentes en la Santa Misa a disfrutar del concierto, que seguidamente tuvo lugar.

CONCIERTO

El concierto comenzó a las nueve menos cuarto y fue muy aplaudido en cada una de sus interpretaciones, de una calidad extraordinaria. Hay que destacar la energía de su joven director, que supo imprimir su personalidad en cada una de las interpretaciones, que hizo la coral con canciones populares de Asturias muy melódicas y magníficamente interpretadas.

La Basílica estuvo muy concurrida durante la Eucaristía y el concierto, quedando todos muy sorprendidos y gratificados por la calidad de las voces tan bien afinadas, que hicieron las delicias musicales y espirituales de todos los que tuvieron la suerte de asistir a los mismos.

Al final del concierto, todos se hicieron una foto de recuerdo en la escalinata del altar mayor, y pasaron a visitar el Camarín de la Virgen, donde Antonio Mezcua les explicó brevemente el significado de esta Capilla de la Virgen, tanto desde el punto de vista artístico como espiritual. La visita terminó con el rezo del Ave María. En el Camarín se hizo entrega de un pequeño obsequio para cada coralista como recuerdo de la Basílica.

Antonio Joaquín Mezcua Roelas

Contenido relacionado

Enlaces de interés