“Cáritas, una comunidad que acoge y acompaña”

El próximo Jueves Santo, se celebra el Día del Amor Fraterno, jornada en la que Cáritas, cada año, lanza una de sus campañas de sensibilización y recaudación de fondos, para subvencionar su acción social en la diócesis. Este año bajo el lema “Cáritas, una comunidad que acoge y acompaña”.

Carta presentación de campaña:

Seguimos profundizando en el lema de la campaña institucional de este año: Llamados a ser comunidad. Confío en que la reflexión que estamos haciendo, en los diferentes ámbitos en los que Cáritas desarrolla su trabajo, dé muchos frutos y renueve la vida de todas nuestras comunidades, con el fin de servir más eficazmente a nuestros hermanos necesitados y aportar nuestro granito de arena en la transformación de esta sociedad, en la que hay tantas raíces de egoísmo, indiferencia, pobreza, injusticias y en definitiva, sufrimiento, tristeza y desencanto.

LA COMUNIDAD CRISTIANA, ESTÁ LLAMADA A SER SAL Y LUZ

No es un fin en sí misma, sino que está llamada a ser un instrumento al servicio de la construcción del Reino de Dios. Quiero aportar algunas claves que considero necesarias:

No seremos luz, si no vivimos conectados al que es la Luz y la fuente de toda luz. Nuestra fuerza nos viene de Él. Jesús tiene que ser el protagonista de la vida de las comunidades.

Nuestro modelo a seguir. Quien nos enseña cómo debemos mirar, escuchar, sentir y actuar y servir. El confía en nosotros, nos capacita, y hace fecunda nuestra labor si ponemos a su disposición nuestros cinco panes y dos peces. Jesús confía en ti, te empodera, te respalda, te acompaña, nunca retira de ti su favor ni su gracia.

No podremos ser sal si no estamos dispuestos a entregarnos, a mezclarnos, a salir del bote. Si el grano no cae en tierra y muere, no puede dar fruto. Esta decisión es nuestra y es intransferible y es imprescindible. Es algo que tenemos que hacer con humildad, sin alharacas, con constancia, sin buscar el aplauso, sin afán de protagonismo, buscando siempre hacer la vida más agradable y llevadera a los demás.

NUESTRA LUZ SERÁ MUY POBRE, SI NO ESTAMOS DISPUESTOS A VIVIR INTERCONECTADOS

Ese es el milagro más grande que puede hacer Jesús, pero recordemos que Él no puede hacer milagros en quien no le acoge con fe. Confía en Él, ponte a su servicio. Creerán en Jesús cuando vean cómo nos amamos. Para acoger y acompañar a los que están fuera, a los que están al margen, a los pobres, necesitamos primero amarnos los que estamos dentro. Muchas luces unidas forman una gran luz.

UNA COMUNIDAD QUE ACOGE Y ACOMPAÑA

Esto es algo que requiere una actitud de apertura y disponibilidad, para escuchar y acercarse a las distintas formas de pobreza que están sufriendo las personas de nuestro entorno. Es también un arte que hay que aprender. Con este fin hemos dedicado dos sesiones del aula de formación permanente y tenemos programado un taller de escucha para este año. Contamos también con un material muy bueno para trabajar en los grupos de Cáritas parroquiales editado por Cáritas Española que se titula: “El arte de acogernos y acompañarnos”. Espero que lo utilicemos y sigamos formándonos para que nuestras comunidades y cada uno de nosotros, seamos y sean más acogedoras.

Un abrazo fraterno. Feliz Pascua.

Alfonso Marín
Delegado Episcopal de Cáritas Diocesana de Granada

Contenido relacionado

Lanzamiento de una web que muestra la santidad de los granadinos

En santosybeatos.archidiocesisgranada.es, se ofrece el testimonio de los granadinos en proceso...

Adviento, la preparación gozosa al Dios que viene

El próximo domingo 28 de noviembre comenzamos el Adviento. Un tiempo...

Pastoral Penitenciaria: entrega y compromiso con los que están privados de libertad

Los voluntarios y capellanes de la Pastoral Penitenciaria en Granada entregan...

Enlaces de interés