El Cardenal D. Julián Herranz visita Córdoba

Diócesis de Córdobahttps://www.diocesisdecordoba.com/
La diócesis de Córdoba comprende la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía y es sufragánea de la archidiócesis de Sevilla.

Mons. Demetrio Fernández González acompañó al Presidente emérito del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, el Cardenal D. Julián Herranz Casado, en su visita a Córdoba. D. Julián Herranz comenzó su visita en su pueblo natal, Baena, el día 23 de mayo, invitado por la Cofradía de la Vera Cruz y Nuestro Padre Jesús del Prendimiento. Durante el encuentro con las religiosas de clausura del monasterio de Madre de Dios, el Cardenal les hizo entrega de un mensaje especial de Benedicto XVI para la comunidad, que cumple sus 500 años en Baena, en el que, además de una bendición que extiende a los baenenses, desea que el monasterio siga reflejando la vida de la fe y la caridad entre los fieles. A continuación, presidió la misa en la que niños de la parroquia de Santa María la Mayor celebraban su primera comunión. Una iglesia en la que recordó que hace “80 años y 10 días” fue bautizado y nombrado cristiano.

Tras entregar a los niños los rosarios que le dio el Papa, el Cardenal visitó la parroquia de San Bartolomé, “donde se casaron mis padres y donde yo recibí las primeras lecciones de catequesis”. Tras conocer el proceso de restauración de la iglesia, agradeció la colaboración que ha existido para restaurarla y mostró su alegría por “el empeño en defender la riqueza cristiana de Baena”. Posteriormente, se trasladó al convento de San Francisco, donde rezó ante Jesús Nazareno.

La tarde la inició con la visita a Nuestra Señora de Guadalupe, y a continuación se reunió con jóvenes en el centro interparroquial, acompañado de Mons. Demetrio Fernández, donde ofreció una conferencia sobre el Santo Padre Benedicto XVI.

Al día siguiente, el Sr. Obispo, acompañado del Consejo Episcopal, recibió la visita del Cardenal en el Palacio Episcopal. D. Demetrio Fernández agradeció al Cardenal su presencia  y visita, que es “para nosotros un alto honor que nos concede”. Como muestra de su gratitud, Mons. Demetrio Fernández regaló al Cardenal un relicario con reliquias de los santos mártires de Córdoba. Señaló que la Diócesis de Córdoba a lo largo de su Historia “ha sido un precioso testimonio para la Iglesia Universal de mártires en la época romana, visigótica, musulmana e incluso reciente, hasta el punto de que tenemos una Basílica dedicada a los santos mártires, y de ahí han sido extraídas estas reliquias que con todo cariño le damos, no sólo para que tenga un bonito recuerdo de su Diócesis de origen, sino también la protección de ellos”.

Por su parte, el Cardenal también manifestó su gratitud “de todo corazón” al Sr. Obispo, y reconoció la “enorme” ilusión que he tenido de volver a su pueblo y besar la pila de agua bendita en la que nació a la vida cristiana, “donde el amor de Dios me elevó con el Bautismo a la categoría de hijo adoptivo suyo y heredero del Reino de los Cielos, de la felicidad eterna”. Por eso, destacó que “el Bautismo es lo más grande que le puede suceder a una persona en el mundo, y yo quería ir a la pila bautismal para arrodillarme y besarla, y dar gracias al Señor porque el Padre quería hacerme hijo suyo, y como hijo he caminado por todo el mundo predicando la maravilla que es ser hijo de Dios”.

Contenido relacionado

La santidad gana celebrando holywins

Gaudium invita a reforzar la celebración de holywins en las parroquias...

San Frutos de Segovia

San Frutos, Santa Engracia y San Valentín, mártires Los cuerpos de San...

Ejercicios Espirituales para los ordenandos

El director espiritual del Seminario, Borja Redondo, ha sido el encargado...

Enlaces de interés