Casi un centenar de personas formadas en Cáritas

Diócesis de Córdobahttps://www.diocesisdecordoba.com/
La diócesis de Córdoba comprende la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía y es sufragánea de la archidiócesis de Sevilla.

Casi un centenar de personas formadas en Cáritas

La entidad mantuvo sus diez programas formativos el año pasado a pesar de la pandemia

El año 2020 fue sin duda difícil para todos, las necesidades se han multiplicado y las personas que perdieron su trabajo o se encontraban en riesgo de exclusión aumentaron considerablemente. Cáritas Diocesana de Córdoba no fue ajena a la situación y vio cómo cada vez eran más las personas que se acercaban a pedir ayuda. Como viene haciendo desde algunos años, Cáritas imparte formación a personas vulnerables y las capacita para el mercado laboral. Un total de ochenta y siete personas participaron el año pasado en las diez modalidades de formación que llevaron a cabo Cáritas Diocesana, Cáritas parroquiales y Solemccor.

Logística, atención sociosanitaria, hostelería y confección son las áreas de formación por las que ha apostado Cáritas. Rafael Rodríguez es uno de los alumnos del curso de personal de limpieza de edificios, oficinas y locales, en el que han participado diez personas. Se acercó a su parroquia, San Antonio de Padua, para pedir ayuda y lo derivaron a Cáritas para que se informara de los cursos que iban a impartir. Reconoce que ha aprendido mucho y destaca el buen ambiente que han tenido tanto con los compañeros como con los profesores. Rafael está ahora desempleado, pero desde que terminó la formación está recibiendo orientación laboral por parte de la entidad, “tienen interés por la situación de las personas que hemos hecho el curso” asegura.

El Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social del Fondo Social Europeo y la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, junto con Cáritas Diocesana de Córdoba, se encargan de la financiación de estos curos, que no tienen otro objetivo que ayudar a las personas que se forman a encontrar un puesto de trabajo. Junto a la ayuda pública, “Entidades con Corazón” es uno de los proyectos que Cáritas Diocesana viene desarrollando en los últimos años al que entidades públicas y privadas de Córdoba se unen con el objetivo de proporcionar un futuro laboral a las personas que lo necesitan. Las empresas participantes pueden colaborar apadrinando un proyecto de la organización.

La inserción laboral es posible, y con la ayuda de este tipo de cursos y de empresas comprometidas, los alumnos ven un futuro esperanzador que les hace motivarse por su formación y creer en sus posibilidades.

Desde la parroquia de San Andrés llegó Carmen Belén Romero a Cáritas, es una de las diez alumnas del curso con certificado de profesionalidad de Atención Sociosanitaria de personas dependientes en instituciones sociales que ha cursado esta formación de quinientas horas. Carmen Belén ha resaltado que además de aprender mucho, el curso le ha ayudado a sentirse “más segura de cara a encontrar un nuevo empleo”.

Un giro importante ha dado la vida de Mª Carmen Roldán, que gracias al curso de conducción C+CAP está trabajando en Solemccor como conductora en la sección de textil. “Mi vida ha cambiado a mejor” reconoce esta madre de tres hijos, que llegó a Cáritas gracias a una amiga.

Gracias también a la labor de Solemccor, empresa de inserción social de Cáritas Diocesana, muchas personas han encontrado trabajo en alguno de sus proyectos; recogida de papel y cartón, textil, aceite usado, confección, limpieza y la taberna Tabgha. Cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que confían en estos proyectos y colaboran con los mismos.

Que existen nuevas oportunidades está claro, que la esperanza hay que mantenerla siempre es un aliciente para ayudar a las personas que más afectadas se están viendo por la crisis sanitaria que ha provocado el coronavirus. Este año está previsto que continúen los cursos de formación organizados por Cáritas Diocesana en los que muchas personas tendrán acceso a dicha formación que les brindará la oportunidad de abrirse nuevas oportunidades laborales.

Desde el anonimato todos podemos ayudar a que Cáritas pueda seguir llevando a cabo sus proyectos, las empresas y entidades a través de Entidades con Corazón, y los particulares haciendo un donativo puntual desde la página web Enlace o haciéndose socios. Las necesidades crecen y los recursos no son ilimitados, muchos vecinos nos necesitan y Cáritas es una de las entidades que lucha a diario por mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Cursillos de Cristiandad celebra su pleno nacional

La diócesis de Córdoba participó el pasado fin de semana en...

Villanueva del Duque celebra la solemnidad de San Mateo Apóstol

El titular de la parroquia procesionó por las calles de la...

Enlaces de interés