«Toda nuestra vida, a pesar de sus miserias, es gracia de Dios»

Diócesis de Cartagena
Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

Los sacerdotes celebran la fiesta de san Juan de Ávila peregrinando a Caravaca de la Cruz.

El presbiterio diocesano ha peregrinado esta mañana a Caravaca de la Cruz en el día en el que celebra, en fiesta trasladada, a san Juan de Ávila, patrón del clero secular español. Además, en la fiesta del apóstol de Andalucía, se conmemoran también las bodas de plata, oro y diamante de los sacerdotes que en este 2024 cumplen los 25, 50 y 60 años de ministerio sacerdotal.

La jornada comenzaba en la Parroquia El Salvador, donde todos los peregrinos realizan la Estación Jubilar. Allí ha tenido lugar una catequesis impartida por fray Pascual Gil Almela, carmelita descalzo maestro de novicios y muy vinculado a Caravaca. «En la Cruz está la vida y el consuelo, y ella sola es el camino para el cielo». Con el célebre poema de santa Teresa de Jesús, ha invitado a los sacerdotes a mirar a la Cruz y al Crucificado: «Muchas veces queremos ser creativos, consecuentes, evangelizadores… muchas cosas, pero sin la Cruz no somos nada». El carmelita descalzo ha recordado que la experiencia de la Cruz es «una experiencia de amor, por eso solo puede ser entendida desde el alma enamorada».

Tras la catequesis ha tenido lugar la Estación Jubilar, a cargo del párroco de El Salvador, David Martínez: «Hoy es un día para dar gracias a Dios, en primer lugar, por el gran amor que nos tiene, por ese amor que se ha manifestado en su Cruz; también por nuestro ministerio sacerdotal, porque ha querido contar con nosotros y porque nos invita a ser, en medio del mundo, testigos de esa misericordia y de ese amor».

Desde El Salvador emprendían los sacerdotes el último tramo de la peregrinación hasta la basílica menor santuario de la Vera Cruz. Allí ha tenido lugar la celebración de la Eucaristía, presidida por el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, quien ha exhortado a su presbiterio a «tener el coraje de tomar postura y resistir firmes en la fe» ante las tentaciones del mundo: «Si alguna vez, la mirada comienza a endurecerse, o sentimos que la fuerza seductora de la apatía o la desolación quiere arraigar y apoderarse de nuestro corazón (…) no tengamos miedo de contemplar a María (…)».

Este año celebran sus 60 años de ministerio sacerdotal Mons. Francisco Gil Hellín, Ginés González Hernández, Alfredo Hernández González, José Martínez Martínez, Antonio Martínez Ruiz, Pedro Mesa Caparrós, Antonio Muñoz Catalán, Alfonso Ortiz Sánchez, Miguel Pérez Fernández, Francisco Rubio Miralles, Rafael Ruiz Pacheco y Enrique Juan Segui, OFM. Cinco sacerdotes celebran en ese 2024 50 años de ministerio sacerdotal: Juan Jesús Cascales Albarracín, Andrés Gallego García, Antonio Jesús Gallego López, José Antonio González Arias y José Manuel Urtasun Recalde. Y diez celebran sus bodas de plata sacerdotales: Serafín Campoy Reinaldos, Francisco Javier Flores Gutiérrez, Diego José Gil Conesa, José María Gómez Fernández, Francisco Javier Gómez Navarro, Antonio Guardiola Villalba, Antonio López García, David Martínez Robles, José Miguel Nadal Beltrán y Eduardo Ruiz Fernández.

«Todo es gracia», con el final de la «célebre novela de un premio Nobel» resumía Francisco Rubio lo recibido durante su ministerio sacerdotal, tomando la palabra al final de la Eucaristía, en nombre de los sacerdotes que celebran este año sus bodas de plata, oro y diamante sacerdotales. «Si repasamos nuestra vida, para algunos ya un tanto prolongada, a pesar de nuestras miserias y errores, no vemos nada más adecuado a la experiencia de vida que un derroche de misericordia que nos ha ido sosteniendo hasta el día de hoy». Una acción de gracias que realizaba primero a Dios, que «como expresión máxima de su amor infinito, hecha realidad visible en esa Cruz ante cuya Sagrada Reliquia nos encontramos, nos ha querido hacer partícipes de su único y eterno sacerdocio»; acción de gracias también a la Iglesia, «que por el bautismo nos ha hecho hijos de Dios y por la imposición de las manos episcopales nos ha configurado con Cristo sacerdote y víctima»; y también al obispo, al resto del presbiterio diocesano y a los laicos con los que han trabajado durante su ministerio en las diferentes parroquias. «Toda nuestra vida, a pesar de sus miserias, es gracia de Dios», ha concluido.

Homilía del obispo de Cartagena Galería de imágenes

La entrada «Toda nuestra vida, a pesar de sus miserias, es gracia de Dios» aparece primero en Diócesis de Cartagena.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

El Sagrado Corazón de Jesús visita los hogares de Yecla

Dentro de la Misión desde el Corazón de Cristo, la Parroquia...

La Adoración Nocturna Española celebra su vigilia nacional en Caravaca de la Cruz

Más de 500 fieles participaron el sábado en la vigilia nacional...

El Consejo Diocesano de Pastoral se reúne para crecer en identidad sinodal y misionera

«Este es un camino que vamos recorriendo con ilusión y alegría»....

Enlaces de interés