Solemnidad del Corpus Christi y Día de la Caridad

Carta del Obispo de Cartagena, Mons. Juan Manuel Lorca Planes.

La Solemnidad del Corpus Christi es un día especial para los cristianos, porque celebramos el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y tiene un arraigo eclesial muy grande. La fiesta se viene celebrando en la Iglesia desde el s. XIII, en ella hacemos memoria del Sacrifico de Jesús, que, por amor, se entrega hasta dar la vida y adoramos su presencia real en la Eucaristía. Otra dimensión, no menor, es la Caridad, el Corpus es el día de Caritas. Como se pueden imaginar no pasará desapercibido, porque un cristiano bien formado activa su fe, la dimensión sobrenatural y se sensibiliza más de las necesidades de los hermanos.

A este propósito os agradezco la generosidad que habéis tenido ante el terremoto de Lorca. Caritas, con sus voluntarios, ha estado en primera línea, como hacen en la vida ordinaria de nuestros barrios y pueblos, siempre tan cerca de los necesitados, por esta razón os exhorto a colaborar con Caritas siempre, pero hoy en especial.

Un testimonio muy antiguo de las primeras comunidades cristianas sobre la celebración de la Eucaristía nos lo ofrece el filósofo San Justino, convertido al cristianismo, que escribió hacia el 153 su I Apología en defensa de los cristianos, dirigida al emperador Antonino Pío, al Senado y al pueblo romano, luego fue martirizado. San Justino nos narra cómo celebraban, en el siglo II, la Santa Misa, en su estructura, semejante a la misa actual. Os ruego que lo leáis.

El Corpus Christi es una fiesta Eucarística, una fiesta que avivará nuestra experiencia de fe. El Papa, Benedicto XVI, en la Exhortación Apostólica, “Sacramentum Caritatis”, documento postsinodal de 22 de febrero del 2007, decía que “la Eucaristía es «misterio de la fe» por excelencia:«es el compendio y la suma de nuestra fe». La fe de la Iglesia es esencialmente fe eucarística y se alimenta de modo particular en la mesa de la Eucaristía. La fe y los sacramentos son dos aspectos complementarios de la vida eclesial.”

En este día recordamos especialmente a todos los niños de Primera Comunión, los que este año os habéis acercado al altar del Señor, pediré a Nuestro Señor que alguno de vosotros pueda ser sacerdote y celebrar la Eucaristía para los demás.

+ José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena

Contenido relacionado

El Señor es nuestra seguridad

XXVI Domingo Ordinario. C. 22 La Palabra de cada domingo nos va...

Enlaces de interés