Segundo domingo de Adviento

Carta Pastoral del Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes.

En las lecturas de la Palabra de Dios de esta semana se presenta un personaje importante, un profeta que viene delante del Señor con buenas noticias: San Juan Bautista, pero pide que antes tengamos la valentía de convertir el corazón. El Bautista citará las palabras de Isaías: «Preparad el camino al Señor, allanad sus senderos…» Estas palabras se oirán en todos los templos del mundo, lo cual está queriendo decir que prestemos mucha atención, que lo que está por venir es determinante, que hay que preparar los caminos a Dios, que viene a traernos el consuelo del alma y la paz. La otra indicación que nos hace de allanar los senderos y valles se refiere a los de nuestro pesimismo, nuestras desganas, a todo lo que nos hunde y no nos deja levantarnos al Señor. Es preciso allanar estos valles de vacío interior con diligencia y alegría. Este es el tiempo.

Mucho ánimo y entrad dentro de vosotros mismos para limpiar y poner orden en lo que impida el encuentro con el Señor, todo lo que nos quiera levantar más allá de lo que somos, poneos manos a la obra y rebajarlo con humildad y sencillez; el reconocimiento de nuestra nada es la mejor forma de allanar el camino. No dejéis e limpiar también las durezas del corazón, lo que nos separa de los demás, la falta de sensibilidad.

El Reino de Dios está cada vez más cerca. Nadie puede detenerlo. Dios nos trae el amor y la verdad a los todos los hombres, cansados de tanta mentira y del imperio del egoísmo, además lo ofrece gratis total. El Papa nos invita a desarrollar en nuestro interior, detrás de quién debemos ir y lo ha dicho con la contundencia de la sencillez: «El camino para llegar a esta meta es largo y no es posible tomar atajos: es necesario que toda persona acoja libremente la verdad del amor de Dios. Él es Amor y Verdad, y tanto el amor como la verdad no se imponen nunca: tocan a la puerta del corazón y de la mente y, allí donde pueden entrar, ofrecen paz y alegría. Mucho ánimo, que si Dios llama a tu puerta y está dentro de casa podrás hacer fiesta dejando entrar a Dios.

José Manuel Lorca Planes

Obispo de Cartagena

Contenido relacionado

Otra lección de Nuestro Señor

Después de leer el Evangelio este domingo, podríamos decir: pues, ¡comenzamos...

Enlaces de interés