La Cuaresma que Dios quiere

Carta del Obispo de Cartagena, Mons. Juan Manuel Lorca Planes

Murcia, 24 de febrero 2012

En esta semana comenzamos la Cuaresma, este es un tiempo propicio para que, con la ayuda de la Palabra de Dios y de los Sacramentos, renovemos nuestro camino de fe, tanto personal como comunitario. La Iglesia nos ofrecerá los medios, las prácticas penitenciales, que siempre han dado un eficaz resultado: La oración, el ayuno y la limosna. Siguiendo este itinerario nos dispondremos a celebrar mejor la Pascua. Os invito a leer el Mensaje de Cuaresma del Papa, porque ahí, a la luz de un breve texto bíblico tomado de la Carta a los Hebreos nos da las claves de nuestra vida cuaresmal: «Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras» (10,24).

En esta cuaresma resuena con fuerza la voz del Señor que nos llama a cada uno de nosotros a hacernos cargo del otro. Hoy Dios nos sigue pidiendo que seamos «guardianes» de nuestros hermanos (cf. Gn 4,9). Para un ambiente social de crisis y dificultades, nos recuerda el Santo Padre que la solución está en cumplir el mandamiento del amor al prójimo, que nos exige y nos urge a tomar conciencia de que tenemos una responsabilidad respecto a quien, como yo, es criatura e hijo de Dios, que el otro es mi hermano.

Acoger a Cristo en esta cuaresma, nos recuerda el Papa, es vivir las tres virtudes teologales: se trata de acercarse al Señor «con corazón sincero y llenos de fe», de mantenernos firmes «en la esperanza que profesamos», con una atención constante para realizar junto con los hermanos «la caridad y las buenas obras». Os pido a cada uno de vosotros que valoréis este tiempo y podáis abrir vuestra alma a Dios y al prójimo. Os ayudará la Palabra de Dios, el sacramento de la Reconciliación y la participación en la Eucaristía, especialmente en la Santa Misa Dominical.

Feliz Domingo

+ José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena

Contenido relacionado

Otra lección de Nuestro Señor

Después de leer el Evangelio este domingo, podríamos decir: pues, ¡comenzamos...

Enlaces de interés