Dios nos espera trabajando

Carta Pastoral del Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes.

Ya estamos en el tercer domingo de cuaresma y la dirección de la Palabra de Dios va en la misma línea que cuando se comenzó este tiempo, recordarnos lo esencial, que hemos de convertirnos. Jesucristo nos está llamando a la conversión. Todo su mensaje puede resumirse en estas palabras: El tiempo se ha cumplido. La urgente invitación del Señor es a que reaccionemos, que estamos a tiempo de cambiar el rumbo y pasar de la increencia a la fe, de la indiferencia a la decisión, de la soledad a la amistad con Dios, del individualismo egoísta al amor fraterno, de la desesperanza a la confianza en Dios nuestro Salvador. Notad cómo, mediante los ejemplos del evangelio, nos urge a cambiar, a que nos acerquemos a Dios, que nos abre sus puertas y nos muestra su misericordia y la oferta de la vida, antes de que sea demasiado tarde.

Las dos primeras situaciones que se presentan son de muerte, unos galileos que mueren por la perversidad de otro ser humano y otros aplastados por una torre, como consecuencia de un accidente, pero el caso de la higuera es otro. La advertencia está hecha, la higuera estaba condenada porque no daba fruto, estaba muerta. El pecado es tener todas las posibilidades y no dar fruto, preferir la muerte a la vida, negar a Dios y potenciar el propio interés… sin embargo, Dios es paciente, da oportunidades una y otra vez…, pero la pereza, la falta de decisión personal, dejarlo todo para mañana… no es buen camino.

La reacción del dueño de la viña es cortar inmediatamente lo que no da fruto, porque ocupa un espacio y no es productivo, una mentalidad muy de hoy, de la gente competitiva, eficaz y moderna. Pero no es esa la reacción de Jesús, que se identifica con el viñador de la parábola. Su reacción es esperar, esperar todavía un poco; espera al alma a que se convierta de verdad, a que de fruto. Pero observad el detalle, él no se queda sólo esperando, sino que ayudará: «yo cavaré», yo trabajaré, pondré las mejores condiciones para que sobreviva. Dios nos espera trabajando.

+ José Manuel Lorca Planes

Obispo de Cartagena

Contenido relacionado

Otra lección de Nuestro Señor

Después de leer el Evangelio este domingo, podríamos decir: pues, ¡comenzamos...

Enlaces de interés