Mons. Lorca Planes celebra la fiesta de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

El Obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. D. José Manuel Lorca Planes, presidió el pasado viernes 29 de junio, en la festividad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, una Eucaristía en la parroquia de San Pablo de Cartagena. La Misa estuvo concelebrada por el Vicario de Cartagena, D. José Abellán; el arcipreste de esta zona, D. Antonio José Abellán, el párroco de esta iglesia, D. Fernando Manuel Rabadán y otros presbíteros.

En esta fiesta de los Santos Apóstoles, el Sr. Obispo habló de «la cruz y la gloria» de la vida, de los motivos para la alegría y el dolor, afirmando que en todos ellos tenemos razones «para levantar las manos y decir: aquí está tu criatura, Señor, para hacer tu voluntad». Como ejemplo, Mons. Lorca Planes, señaló a San Pedro y a San Pablo, quienes «creyeron en lo esencial» de la vida. Asimismo, recordó que, al igual que ellos, en el camino de fe, «la persecución no es un elemento extraño». No obstante, remarcó la confianza que hemos de tener en el Señor, manteniéndonos firmes en la fe «conociendo a Dios y amando a Dios».

En este sentido, exhortó a profundizar en el evangelio del domingo que narra el episodio de la hemorroísa, quien «se agarró a la vida acudiendo a Jesús», así como el pasaje de la hija de Jairo. «El Señor lleva al extremo a estas personas, a que confíen en Él hasta el final»- expresó. Recién llegado de la peregrinación diocesana a Lourdes, Mons. Lorca Planes indicó que «he visto allí a la hemorroísa, a Jairo, al paralítico, al hombre ciego… He visto llorar de fe y buscar a Dios por medio de María».

La fidelidad a Dios fue otro de los aspectos que el Pastor Diocesano subrayó en su homilía, tomando como modelo a San Pablo. «Que toquéis vuestro corazón y os replanteéis cómo está siendo vuestra vida». «No sois los jueces vosotros, es Dios quien os juzga»- aseveró.

Al final de la celebración, el párroco compartió unas palabras de agradecimiento, pidiendo a San Pablo la protección de los feligreses. De un modo especial, dio las gracias al Sr. Obispo, a quien felicitó en su 37º aniversario de Ordenación Sacerdotal. D. Fernando Rabadán quiso dedicar unos minutos a una familia feligresa que regresaba a su país después de varios años colaborando en esta parroquia. Pidiéndole al Sr. Obispo una bendición especia para ellos, se les hizo entrega de una placa de agradecimiento.

Después de la Santa Misa, tuvo lugar una procesión por las calles de alrededor de la parroquia, con la imagen de San Pablo.

Contenido relacionado

Congreso europeo del Movimiento Familiar Cristiano este sábado

El Movimiento Familiar Cristiano (MFC) celebrará este sábado, 26 de junio,...

Este domingo, seis jóvenes se ordenarán sacerdotes

En las próximas semanas seis jóvenes recibirán el Orden Sacerdotal y...

Enlaces de interés