Mons. Lorca Planes celebra la festividad de Nuestra Señora de Fátima en la residencia de ancianos de Molina de Segura

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

El Obispo de la Diócesis de Cartagena ha visitado la Residencia de Ancianos Nuestra Señora de Fátima de Molina de Segura, donde ha celebrado la Eucaristía con los residentes, religiosas y personal del centro, acompañado por una quincena de sacerdotes.

Mons. Lorca Planes ha resaltado como la Virgen María siempre aceptó lo que el Señor le encomendaba, «con amor y cariño, y sin ánimo de querer resaltar su persona», aptitud con la que ha comparado a quienes, dentro de la residencia, cuidan con cariño a los ancianos que tienen mermadas sus condiciones físicas por la edad o por padecer alguna enfermedad. El Sr. Obispo ha destacado el trabajo de quienes trabajan en esta residencia resaltado la importancia de realizar esta labor hacia los ancianos con caridad. También ha querido agradecer a la congregación de las Siervas de la Caridad de Jesús la labor que desde hace diecisiete años desarrollan en esta residencia, «el Señor las invitó a que viviesen esta experiencia y ellas, día a día, desde la caridad, lo hacen según su voluntad».

La Residencia Nuestra Señora de Fátima acoge en la actualidad a un centenar de ancianos de los que 25 necesitan cuidados paliativos. Es por ello que las cinco Siervas de la Caridad de Jesús cuentan con la ayuda y trabajo de personal laico, en su mayor número auxiliares de enfermería, pero también personal de limpieza, cocina, fisioterapeutas y dos médicos.

En horario de 9:00 a 18:00 horas, la residencia es también el Centro de Día del barrio en el que un gran número de voluntarios ayudan al personal sanitario a atender a enfermos con demencia y en mayor parte con Alzheimer. A esos voluntarios se ha dirigido también el Sr. Obispo para expresarles su gratitud, «son personas anónimas pero la labor que realizan es un regalo; hacen una labor espléndida, para hacer la vida más agradable a estas personas».

Contenido relacionado

Enlaces de interés