Los frutos de la misión popular en el Espíritu Santo de Espinardo

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

«El éxito de esta misión popular ha sido el resultado de la labor de la Iglesia callada durante muchos años».

Del 6 al 11 de junio se desarrolló una misión popular en el barrio del Espíritu Santo de Espinardo encabezada por dos paules, una Hija de la Caridad, una seglar, y el párroco del Espíritu Santo, Antonio Sánchez. Durante seis días visitaron las casas de este barrio para invitar a las familias a participar en las actividades y celebraciones de la parroquia.

Esta es la tercera misión que se realiza en la parroquia, las dos anteriores consiguieron que se formaran seis grupos de encuentro, que en la actualidad se reúnen periódicamente en las casas y participan en la vida parroquial.

La parroquia se encuentra en medio de unas 200 viviendas sociales en las que viven familias con diferentes carencias, culturales, sociales y económicas. «Estas carencias hacen que se busquen la vida con la venta de droga, y esta realidad ha marcado mucho al barrio», explica el párroco

Antonio Sánchez asegura que quería desde hace tiempo acercarse a través de una misión popular a esta realidad, pero que le frenaba el miedo: «¿Cómo iba a llamar a unas personas a meterse en esa realidad tan dura y tan difícil?». El Año de la Caridad, decretado por el Sr. Obispo, le animó a vencer ese temor para acercarse a las personas más necesitadas. «A nivel económico y de estructura no puedo ayudar, no puedo dar a todas las familias lo que necesitan, pero sí tengo la alegría de conocer el Evangelio y eso es lo que hemos compartido con ellos».

Tras lo vivido estos días, el párroco del Espíritu Santo se siente feliz porque «la experiencia de fe que está en la Biblia se ha hecho realidad; la alegría del Evangelio se ha notado en este sitio, mis miedos se esfumaron al pasar los días, el Señor ha estado grande con nosotros. Se ha llamado a todas las casas y el Señor ha tocado muchos corazones. La gente no nos ha pedido nada, se han sentido felices de que nos hayamos acercado a ellos».

La misión popular coincidió con la solemnidad del Corpus Christi. En la tarde de ese domingo el Santísimo salió en procesión desde la parroquia de San Pedro Apóstol a la del Espíritu Santo, y a petición de su párroco, el Corpus pasó por las calles más conflictivas del barrio.

Tanto las Hijas de la Caridad, con su colegio de La Milagrosa, como el párroco, seguirán trabajando con estas familias. «El éxito de esta misión popular ha sido el resultado de la labor de la Iglesia callada durante muchos años. Nos necesitan, nos necesitan mucho, es una realidad muy dura y muy fragmentada, pero también hay mucha hambre de Dios. Ha sido un regalo de Dios comprobar que hay mucho por hacer. Vamos a seguir haciendo misión», explica Antonio Sánchez.

Contenido relacionado

Mons. Sebastián Chico ya es obispo de Jaén

Una amplia representación de la Diócesis de Cartagena, encabezada por Mons....

Enlaces de interés