La Diócesis de Cartagena acoge las Jornadas Nacionales de Liturgia

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

Bajo el lema «La belleza evangelizadora de la liturgia», se desarrollarán la próxima semana, en la Diócesis de Cartagena, las Jornadas Nacionales de Liturgia que organiza cada año la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Del 14 al 17 de octubre, el templo de los Jerónimos, de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) acogerá las diferentes sesiones que estarán abiertas a sacerdotes, religiosos y laicos sin necesidad de inscripción ni matrícula.

Las jornadas comenzarán el martes, 14 de octubre, a las 17:30 horas con la oración de apertura y saludo a los participantes por parte del Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, y del presidente de la Fundación Universitaria San Antonio, D. José Luis Mendoza. El Obispo de León y presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia de la CEE, Mons. Julián López, presentará las jornadas a los participantes y después tendrá lugar la ponencia «Evangelizar, misión esencial y tarea permanente de la Iglesia», a cargo del Obispo de Cartagena.

Durante cuatro jornadas se realizarán diferentes ponencias entre las que destacan la de D. José Román Flecha, de una Universidad Pontificia de Salamanca, «De la Evangelii Nuntiandi a la Evangelii Gaudium»; la del Delegado de Liturgia de la Diócesis de Valladolid, D. Aurelio García Macías, que versará sobre «Liturgia y belleza»; y la ponencia de Mons. Raúl Berzosa, Obispo de Ciudad Rodrigo, que el viernes hablará de «Evangelizar en una nueva cultura».

Las jornadas de este año podrán en relación tres cosas: liturgia, belleza y evangelización, según explica el Delegado de Liturgia de la Diócesis de Cartagena, D. Ramón Navarro, quien asegura que el conocimiento de la liturgia católica es necesario tanto para sacerdotes como para laicos. «La liturgia supone un encuentro con Cristo y ese encuentro es un derecho y un deber de todo cristiano. Por eso desde el Concilio Vaticano II se está insistiendo mucho en la formación litúrgica de los pastores pero también de los laicos. Es una oportunidad preciosa para conocer más sobre las celebraciones, la belleza que hay en ellas y su potencia evangelizadora».

Contenido relacionado

Enlaces de interés