El Seminario de la Diócesis de Cartagena abre su Campaña de este año

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

Con la proyección de la película «Popiełuszko».

Febrero acogerá a finales de mes el comienzo de la Campaña del Seminario. Como cada año, los formadores y seminaristas compartirán con la Diócesis su experiencia vocacional, animando a conocer la realidad del Seminario y la grandeza de la llamada al sacerdocio.

Para la Presentación de la Campaña 2012, han preparado un acto especial, organizado por el Seminario Diocesano, Pastoral Vocacional, Pastoral de Enseñanza, Pastoral Juvenil y Pastoral Universitaria. Este evento está dirigido a sacerdotes, religiosos, laicos, adolescentes, alumnos de Religión y todo el que pueda estar interesado.

Con el fin de dar a conocer el modelo de vida sacerdotal, capaz de amar a Dios y al prójimo hasta el martirio, se proyectará la película “Popieluszko” para abrir esta Campaña. El Padre Jerzy Popiełuszko colaboraba como sacerdote con el movimiento SOLIDARNOŚĆ (Solidaridad). Fue brutalmente asesinado por los servicios de seguridad del gobierno regente polaco en octubre de 1984. Considerado como un héroe por el pueblo polaco, fue beatificado el 6 de junio de 2010 en Varsovia. Contextualizada en las dificultades que atravesó Polonia en los años 80, la película refleja en la persona del P. Popiełuszko la fidelidad a Cristo, la paternidad sacerdotal y la caridad sin límites, mostrando al mismo tiempo la sencillez y la humanidad del sacerdote.

El acto tendrá lugar el sábado 25 de febrero, a las diez de la mañana, en el Paraninfo de la Universidad de Murcia. Después de la acogida, el Delegado de Pastoral Universitaria, D. Antonio Andreu, presentará la película del beato “Popieluszko”, para pasar a continuación al visionado.

 Tras la proyección, el Seminario Diocesano San Fulgencio abrirá sus puertas para acoger a todo el que quiera continuar participando de sus actividades. Junto a los sacerdotes y seminaristas, los que lo deseen podrán disfrutar de este día de convivencia, dedicar un tiempo a la oración y visitar las dependencias del Seminario.  

Contenido relacionado

Enlaces de interés