«Sin el domingo no podemos evangelizar»

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

El Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz acogió la conferencia La liturgia y el domingo en la Nueva Evangelización, a cargo del Decano de Liturgia de la Facultad Eclesiástica San Dámaso, Manuel González López-Corps.

El acto estuvo presidido por el obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, que hizo un breve perfil del ponente y aprovechó para recordar el programa que se está desarrollando, durante este curso, con motivo del ciclo Fe y Cultura en el Oratorio de San Felipe Neri.

Manuel González López-Corps hizo un repaso histórico de por qué los cristianos se reúnen un día fijo de la semana y por qué el domingo. «Nos reunimos un día fijo de la semana porque alguien quiere encontrarse con nosotros, cuando nosotros nos encontramos entre sí. Dios ha querido buscarnos y ha querido encontrarnos».

El Decanos de Liturgia de «San Dámaso» habló de la importancia histórica del domingo, que para los cristianos debe ser el primer día de la semana: «Dominicum significa un día del Señor, día que dedicamos al Señor. También significa Eucaristía porque es el día en el que la comunidad se encuentra con Él».

Por otro lado, González López-Corps destacó la relación que existe entre el domingo y la acción de evangelizar: «La misa es la certeza de la presencia de Cristo. No podemos renunciar al domingo porque es la propia esencia de la Iglesia. La primera manifestación de evangelización es invitar a la reunión. El domingo es el signo de identidad. No podemos evangelizar sin tener presente el domingo porque es el día que Cristo ha resucitado».

El sacerdote de la diócesis de Madrid criticó a aquellos que ponen el domingo como último día de la semana: «Casi todas las revoluciones comienzan por el calendario, al poner al domingo al final de la semana, cuando debe ser el primero. La primera evangelización empieza por hacer calendarios con el domingo el primer día de la semana».

En cuanto a la liturgia aseguró que una buena celebración litúrgica tiene una gran función pedagógica.

Tras la exposición se abrió un turno de coloquio, donde Manuel González López-Corps respondió a las preguntas de los numerosos asistentes que se dieron cita en el emblemático templo gaditano.

Contenido relacionado

Enlaces de interés