«Los jóvenes necesitan un acompañamiento que refuerce el encuentro con el Señor»

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

El pasado fin de semana, del 28 al 30 de abril, tuvo lugar en Granada el II Encuentro Nacional de Equipos de Pastoral Juvenil, organizado por el Departamento de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Española.

Representando a la Diócesis de Cádiz y Ceuta acudieron 8 jóvenes acompañados de la delegada de la Pastoral Juvenil.

El encuentro comenzó con la inauguración en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada, con un gran espectáculo lleno de humor y de colorido, en el que no faltaron momentos de oración y las palabras de Mons. Francisco Javier Martínez Fernández, obispo de Granada, invitando a los jóvenes a dejarse tocar por el Señor durante ese fin de semana.

Al día siguiente, tras el rezo de Laudes y Misa en la Escuela de Magisterio “La Inmaculada”, comenzó la formación en el acompañamiento, a través de los cinco caminos propuestos por la organización: acompañamiento y discipulado, acompañamiento espiritual, acompañar la fragilidad, acompañar la decisión vocacional, acompañamiento y pastoral juvenil. Para ello se usaron cuatro herramientas fundamentales: formación, testimonios, experiencias y grupo de reflexión.

En todo ese día se pudieron sacar algunas conclusiones comunes, entre las que destaca la necesidad de los jóvenes a recibir un acompañamiento que refuerce el encuentro previo con el Señor, la separación entre el acompañante y el acompañado y la necesidad de poner a Cristo en el centro de la relación entre ambos.

Por la noche, y tras disfrutar de unas horas de tiempo libre visitando Granada, se ofreció un concierto en el Monasterio de San Jerónimo contando con la música del Padre Damián, entre otros. Finalizó el día con una Vigilia de oración en la Santa Iglesia Catedral de Granada.

En la jornada del domingo, tras el rezo de Laudes y de una magnífica ponencia de Mons. Carlos Escribano, hubo tiempo para compartir entre los jóvenes de la Diócesis qué había supuesto para ellos el encuentro, intentando fijar unos puntos y líneas que se intentarán llevar a cabo en nuestras propias realidades y parroquias.

Contenido relacionado

Enlaces de interés