Las lágrimas de Dios por los pobres de la tierra

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

En la tarde de ayer, 2 de octubre, el vicario general de Ceuta, Juan José Mateos, y el director del Secretariado Diocesano de Migraciones, Gabriel Delgado, oficiaron un responso, en el patio del cementerio de Santa Catalina de la ciudad autónoma, por la muerte de los dos subsaharianos en el último naufragio en aguas del Estrecho.

De esta manera, acompañados por varios inmigrantes del CETI, las Hermanas Vedruna, miembros de EAPN, empleados del cementerio y de la funeraria, dieron su último adiós a estos dos senegaleses, víctimas del hundimiento de la embarcación en la que viajaban junto a otros ocho compañeros, que aún se encuentran desaparecidos, en las proximidades de la isla de Perejil.

El padre Gabriel Delgado aseguró que «Dios llora por cada inmigrante que muere en el Estrecho». Aunque se desconoce la identidad de los fallecidos, el director de Migraciones diocesano manifestó que «Dios sí sabe sus nombres, su historia y su camino».

Contenido relacionado

Enlaces de interés