La escuela de Discipulado de Jóvenes comienza a «Armar lío» en Cádiz y Ceuta

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

Este fin de semana comenzó en Campano la Escuela de Discipulado para jóvenes, organizada por la Delegación de Pastoral Juvenil de la Diócesis de Cádiz y Ceuta. En un ambiente familiar, 20 jóvenes de la diócesis han convivido y profundizado en la llamada del Señor a ser sus discípulos y a evangelizar por el mundo entero.

¡Ha sido un fin de semana realmente entrañable! Una bendición y el primero de los tres que componen la escuela.

La Escuela de Discipulado comenzó el viernes por la noche. Tras el acomodamiento en la casa de las monjas de Campano, cenaron acompañados por Mons. Rafael Zornoza. Después de la cena, tuvo lugar la primera toma de contacto en la que recordaron el llamamiento que el Papa hizo en Río a los jóvenes de «hacer lío» en las diócesis, de salir afuera, de no quedarse encerrados. También conocieron otras experiencias de evangelización que otros jóvenes ya viven en otras diócesis.

El sábado por la mañana comenzaron el día alabando al Señor con las laudes, y después, se unieron en la Misa a la Escuela de discipulado de adultos. Una Misa en la que imploraron al Señor que les llenara de su Espíritu Santo, que diera luz y gracia para no ser sordos a su llamada.

A continuación, y en el jardín comenzó la segunda sesión: «¿Qué es ser discípulos?». Partieron de varios textos evangélicos y del Nuevo Testamento, así como el discurso del Papa de la Vigilia de la JMJ. Por último se proyectó un vídeo de Juan Manuel Cotelo, en el que se muestra el «terreno de juego» en que se mueven los jóvenes: qué opinan los jóvenes sobre Dios, la Iglesia, el sentido de la vida… y los modos equivocados que a veces tenemos de evangelizar.

Después de esto, compartieron un coloquio en que intercambiaron visiones, experiencias e impresiones sobre nuestros ambientes y relación con otros jóvenes.

Tras a comida y paseo con el obispo, los jóvenes conocieron dos propuestas de nueva evangelización. La primera «Centinelas de la mañana», surgida en Italia, y compuesta por jóvenes diocesanos que quieren llevar a Cristo a los jóvenes, de manera sencilla y actual. Entre las dos experiencias, los participantes se unieron a la adoración del Santísimo, de nuevo con los adultos de la Escuela de discipulado. «Señor, me sedujiste, y me dejé seducir». Y después de cenar, presentaron la experiencia de Life Teen, nacida en América, con presencia en más de mil parroquias: un método de formación impactante y visual.

Posteriormente disfrutaron de la película «Mentes peligrosas, seguida de un cine fórum, en que ahondaron sobre el sentido de la vida y las situaciones que presentaba la misma.

El domingo comenzó con las laudes tras los que volvieron a reunirse para comentar el tema: «Id, sin miedo, para servir». De nuevo, palabras del Papa, las últimas que dirigió a los jóvenes en Río. ¡Sin miedo! ¡Somos Iglesia!

Un intenso fin de semana, en el que los participantes salieron renovados y enfervorizados, con ganas de evangelizar y de que llegue la próxima, que será el 6 y 7 de diciembre.

Contenido relacionado

Proyecto Noe celebra su último taller del curso pastoral

Tras haber desarrollado en el primer trimestre un taller sobre la...

#HazMemoria: Esta semana Misiones

El anuncio del Evangelio es un mandato del Señor que afecta...

La fachada del edificio San Martín, recientemente rehabilitada

La fachada del edificio San Martín, que actualmente es un Centro...

Enlaces de interés