“La emigración hoy necesita nuestra atención, como uno de esos lugares donde vivir la caridad”

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

En la mañana del domingo, 25 de septiembre, el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, presidió, en la Catedral de Cádiz, la ceremonia de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2022. 

Enmarcada bajo el lema Construir el futuro con los migrantes y refugiados, el objetivo de esta edición es recordar que la presencia de los migrantes y refugiados es una ocasión de crecimiento cultural y espiritual para todos.

Así, amenizada con cantos y bailes típicos africanos, contó con la participación de los agentes y voluntarios de la pastoral diocesana de Migraciones y de numerosos migrantes que residen en la diócesis, con banderas de sus países de origen.

Durante la ceremonia Mons. Rafael Zornoza aseguró que hay más de doscientos ochenta millones de desplazados, casi un 4% de la población mundial.

En cuanto al lema de la jornada, el obispo diocesano manifestó que esto supone para nosotros “una acogida, un acompañamiento, una integración de todas esas personas que llegan de fuera. Tenemos que echar una mirada al evangelio y profundizar en la Palabra de Dios, que es lo que nos da la vida. No podemos entender nuestra vida sin la relación con los demás. Nadie puede vivir la fe sin vivir la caridad”.

En este sentido, Mons. Zornoza afirmó que “hoy, en este mundo global, el pobre no es solamente el que nos encontramos en la puerta de nuestra casa. Hoy no podemos prescindir de las desigualdades del mundo, que se nos presentan en cada telediario. Todos estos migrantes que llegan a nuestra tierra son personas, no son números. Cada uno de ellos tienen atrás una vida, una tragedia. La Iglesia sabe que tiene que acoger, proteger, promover e integrar a todas estas personas. Las sociedades que no cumplen con estos cuatro verbos terminan siendo un lugar de conflicto y de falta de progreso”.

Tras la misa se celebró en el Centro Tartessos de Cádiz una jornada de convivencia, con degustación de comida internacional y distintas actividades lúdicas y deportivas. Asimismo, el pasado sábado, 24 de septiembre, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Algeciras acogió una vigilia de oración y un encuentro con migrantes, donde se dio testimonio de la figura de Juan Bautista Scalabrini, beato fundador de los Misioneros y Misioneras de San Carlos y apóstol de los migrantes, que será canonizado el próximo 9 de octubre en Roma.

#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 14%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */ Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés