La Catedral de Cádiz recupera su antiguo reloj

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

Expertos relojeros junto con el Departamento de Ingeniería Industrial de la UCA restauran desinteresadamente esta joya, fabricada en el año 1851, catalogada como Bien de Interés Cultural.

«Ha sido un orgullo haber restaurado el reloj por el que todo Cádiz se guiaba» asegura Raúl Martín, director del Departamento de Ingeniería Industrial de la Escuela Politécnica Superior de Algeciras de la Universidad de Cádiz, quien lamenta, además, que este oficio se haya perdido. «Hacer trabajos de estas características ya no da dinero, la gente opta por sustituir la maquinaría de los relojes antiguos por maquinaría eléctrica, que es mucho más barata, antes que restaurarla. Es una pena porque hay auténticas piezas de valor que han quedado en desuso».

Además de la Universidad de Cádiz, que ha prestado sus talleres y consumibles para la reparación de este reloj, fabricado por José Manuel de Zugasti en Bilbao en el año 1851, los artífices de devolver a su estado original esta obra de la relojería han sido: Diego Navarro, maestro taller, y los relojeros José Luis Pavón y José Martí.

Raúl Martín reconoce que el estado del reloj, que dejó de funcionar a mediados del siglo XX, en la época en la que la Catedral de Cádiz permaneció cerrada, era de abandono total. Así, el procedimiento que se ha seguido para su recuperación ha sido: la limpieza de todas las piezas, que estaban muy oxidadas, la sustitución de los tambores de madera por tambores de madera de teca y la reposición de las piezas de bronce que estaban más dañadas, respetando al máximo las piezas originales.

El director del Departamento de Ingeniería Industrial de la UCA ha manifestado que el haber encargado este trabajo a una empresa externa hubiera tenido un coste aproximado de unos quince mil euros, y agradece el trabajo desinteresado de todos los que han participado en esta restauración, incluida la empresa Acerinox que donó un cubo de bronce para la sustitución de piezas.

De esta manera, y tras un trabajó que se ha demorado tres años por problemas burocráticos en la UCA, el reloj, de unos 120 kg de peso y compuesto por un centenar de piezas, quedará expuesto en la denominada Torre del Reloj, antigua Torre de Levante, de la seo gaditana. Si bien, de momento no marcará las horas, debido a que ponerlo en funcionamiento conllevaría una inversión de unos veinte mil euros, podrá ser contemplado por todos los visitantes, una vez se proceda a la apertura de la torre.

El Departamento de Ingeniería Industrial ha solicitado a la UCA impartir un curso este verano en el que seis ponentes darán su visión sobre la historia de la relojería monumental en España, deteniéndose en casos concretos como el reloj de la Catedral de Cádiz.

Contenido relacionado

#HazMemoria: Esta semana Misiones

El anuncio del Evangelio es un mandato del Señor que afecta...

El Seminario de San Bartolomé, a la espera para comenzar las obras

La actuación solicitada por el Seminario consistirá en la reparación y...

La fachada del edificio San Martín, recientemente rehabilitada

La fachada del edificio San Martín, que actualmente es un Centro...

Enlaces de interés