Federico Mantaras, vicario general: «El Cristianismo es fuego, no conformaros con uno facilón»

Diócesis de Asidonia-Jerezhttps://wp.diocesisdejerez.org/
La diócesis de Asidonia-Jerez, conocida también simplemente por diócesis de Jerez, ​ es una jurisdicción de la Iglesia católica de España que comprende el norte de la provincia de Cádiz, tomando como límite y frontera natural el curso del río Guadalete.

La presencia del pastor diocesano en Madrid no obsta para que los fieles, entre ellos los dedicados a responsabilidades en alguna de las labores pastorales, sean enviados en una celebración que llenó la Santa Iglesia Catedral del Salvador.

El sacerdote Federico Mantaras, vicario general de Asidonia-Jerez, ha presidido la misa de inicio del curso diocesano en la Santa Iglesia Catedral del Salvador en ausencia del pastor, monseñor José Mazuelos Pérez, presente en Madrid. Y lo ha hecho con el mensaje de envío propio de esta celebración de la Eucaristía que ha reunido, junto a otros fieles, a los responsables de las distintas acciones pastorales que trabajan en este territorio eclesial.

«Que el Señor nos lance a predicar el Evangelio», ha instado recordando Pentecostés. En ese misterio en el que los apóstoles reciben el Espíritu Santo ejemplificó la actitud de los fieles: «No hay quien los pare, hacedlo como los apóstoles, llenos de entusiasmo, incorporando a quienes os oyen». Mantaras ha recurrido al texto literal del Evangelio: «El Señor dice ‘id'». «El Cristianismo es fuego, encontrarnos con Cristo y que el transforme nuestras vidas, no conformaros con uno facilón», ha añadido.

Un segundo concepto, el de vivir la fe en comunidad, ha sido tenido en cuenta en la intervención del vicario general: «El Espíritu Santo cogió a los apóstoles reunidos, y así nos quiere, en la Iglesia, en comunión con Pedro con el papa Francisco, con el obispo, con los sacerdotes y todo el pueblo de Dios», ha subrayado a la hora de promover la reflexión dando sentido al hecho de comenzar el curso todos juntos en la Catedral». Y espetó: «No podemos ser cristianos por libre, cada uno por nuestra cuenta».

El primer templo diocesano se ha llenado para la ocasión. También el presbiterio que, con un importante número de concelebrantes, tuvo junto al vicario general al de Pastoral, Diego Valle, y el rector del Seminario Diocesano, Ignacio Gaztelu. La celebración fue animada por el Coro Juvenil Diocesano, formación con miembros de todos los rincones de Asidonia-Jerez que, dirigida por Manuel Picado, se encuentra inmersa en plena campaña de ampliación con nuevas voces.

Contenido relacionado

Enlaces de interés