Arranca la VII Semana de la pobreza de Cáritas Diocesana

Diócesis de Asidonia-Jerezhttps://wp.diocesisdejerez.org/
La diócesis de Asidonia-Jerez, conocida también simplemente por diócesis de Jerez, ​ es una jurisdicción de la Iglesia católica de España que comprende el norte de la provincia de Cádiz, tomando como límite y frontera natural el curso del río Guadalete.

Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez ha arrancado hoy la VII edición de su Semana de la Pobreza, que en esta ocasión lleva el lema «Nuevo Pensamiento, Sociedad y… Evangelio» (Retos y propuestas ante las nuevas políticas sociales). La encargada de comenzar ha sido Ana Abril, directora del Área de Desarrollo Social e Institucional de Cáritas Española con su ponencia «Nuevas Leyes y Cáritas».

En este primer día, han estado presentes Monseñor José Mazuelos, Obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, Francisco Domouso, director de Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez y Ana Abril, directora del Área de Desarrollo Social e Institucional de Cáritas Española.

Monseñor José Mazuelos ha sido el encargado de abrir esta tarde y en su intervención ha hecho alusión a la carta de la Cuaresma del Papa, en la que «a todos nos sitúa en la pobreza y que hoy nos sirve como pórtico para entrar en esta semana». Asimismo ha afirmado que «debemos tener una responsabilidad ante la miseria humana para que seamos misericordiosos y agentes de misericordia».

Por su parte, Francisco Domouso, hablando sobre el objetivo de esta Semana de la Pobreza afirmaba que «nos planteamos que tenemos que discernir sobre los acontecimientos que estamos viviendo, sobre las políticas que se están planteando, las soflamas que nos aturden y dirigen nuestro pensamiento y sobre la dirección que se está tomando para salir de esta ignominiosa crisis». Y por ello, ha destacado que «para que el discernimiento sea coherente debemos ser excéntricos y extrovertidos y nuestro centro no debe ser el que desde los poderes se nos está marcando, nuestro centro debe estar en la conciencia de que el empobrecido debe estar siempre presente».

Él mismo daba paso a Ana Abril que ha señalado diversos puntos en su ponencia «Nuevas Leyes y Cáritas». En primer lugar, ha dejado claro que «lejos de una cultura del descarte hay que poner a las personas en el centro». Y para comenzar ha insistido en que «estos momentos de crisis son momentos de prueba y es entonces cuando se ve el fondo del corazón».

Por ello, para establecer desde dónde nos situamos para actuar, ha afirmado que «tenemos que mirar desde los clamores del sufrimiento de la gente, desde aquellos que conocéis en las caritas parroquiales, en la asociaciones de vecinos e incluso familiares, ya que, como dice el Papa «no podéis dejar de oír el clamor de los pobres».

Hablando sobre la situación actual añadía que «estamos en un momento en el que hay tantas personas con necesidad, que los que están al final, pueden volverse invisibles e incluso que, ante tanta realidad dolorosa, desarrollemos una barrera y muchas cosas queden ocultas ante una aparente normalidad». También ha hablado del «peligro del anonimato, que las cifras no nos digan nada». Y es que, «existe el riesgo de la inmovilidad que, ante tanto miedo nos quedamos quietos».

En su intervención ha hecho referencia al informe presentado por Cáritas hace unos días «Análisis y Perspectivas 2014» de Foessa y ha destacado que «la diferencia con otras crisis es que antes se destruía empleo pero no afectaba al sustentador principal, en esta crisis, si». En cuanto a la desigualdad, ha hecho hincapié en la existencia de «una sociedad en la que la distancia entre los más ricos y los más pobres es cada vez mayor con el peligro de que esto quede instaurado».

En el repaso por las leyes, ha hablado de reformas relacionadas con sanidad, vivienda, empleo… entre ellas, ha destacado el tema de la educación, ya que «estamos viendo un retroceso en inversión en este ámbito que es la principal herramienta para frenar la transmisión intergeneracional de la pobreza, niños pobres que son adultos pobres». Por ello, «la red de servicios sociales es imprescindible porque está cerca de las personas» y de este modo, ha añadido que «la atención de los servicios sociales más próximos no puede quedarse en la atención inmediata sino apostar por el acompañamiento y el estar cerca».

Según sus palabras, este marco, «nos lleva hacia una sociedad fracturada y desigual, en la que no solo el crecimiento económico nos va a sacar de aquí, ya que, necesitamos políticas, inversión, pasión, vocación, creérnoslo como sociedad y articular esa red que ahora mismo no existe». Pero ante todo ello, ha dejado claro que «tenemos que tener esperanza en que hay camino y hay opciones, ya que hay muchas personas demostrando que hay alternativas posibles, sobre todo gracias a la fuerza de las familias y de la vecindad. Tenemos que atrevernos a pensar en otras leyes, en otras formas de hacer, en otras economías para encontrar soluciones».

A continuación, mañana martes, 1 de abril, contaremos con Juan Rubio, Director de la Revista «Vida Nueva» y su ponencia «Influencia de los medios de comunicación en la configuración del Nuevo Pensamiento».

 

Entrevista

Contenido relacionado

Enlaces de interés