Un fajín para Don Bernardo, el cura de Antas

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

La celebración de San Juan de Ávila, patrón de los sacerdotes, ha sido este año muy especial en Almería: D. Bernardo Ávila Ortega recibía el fajín y la Birreta, signos de la nueva dignidad eclesiástica del que ha sido durante décadas el cura de Antas, D. Bernardo.

La celebración comenzaba a las 11:00h de la mañana en la casa sacerdotal donde todos los sacerdotes de la diócesis se reunían a rezar. A las 11:30h, D. Lope Rubio, Doctor en Teología y especialista en San Juan de Ávila, ofrecía una magnifica conferencia sobre el Patrón del los sacerdotes seculares.

A las 12:30 llegaba el momento más esperado: en la catedral esperaban familia y numerosos fieles de Antas donde se realizaba la entrega por parte del obispo diocesano del fajín y la Birreta, signos de la nueva distinción concedida a D. Bernardo por el Papa Francisco: CAPELLÁN DE HONOR DE SU SANTIDAD. Emocionado, el nuevo Monseñor, con la humildad que ha sido siempre la regla de su vida, agradeció al Papa y al obispo diocesano la “inmerecida” distinción y dedicó a todo el clero de Almería ese “don que no merezco”, según las palabras del mismo D. Bernardo.

“Lo acepto como una gracia. Mis sentimientos son, hoy de acción de gracias. Gracias a Dios por el don inmerecido del sacerdocio. Gracias al Papa Francisco por este honor que ha querido otorgarme. Honor tan inesperado como inmerecido. Lo asumo con obediencia y responsabilidad. Gracias al obispo que lo ha solicitado. Gracias a mis hermanos sacerdotes que con tanta alegría lo han recibido. Gracias a mi pueblo, Antas, y mi parroquia” fueron las temblorosas y emocionadas palabras que el nuevo Monseñor dedicó a todos los asistentes.

La celebración prosiguió con la Eucaristía, presidida por D. Adolfo González Montes, en la que se cantó una de las misas compuestas por el que ya es nuevo monseñor de la Iglesia, D. Bernardo Ávila Ortega. El saludo y afecto de todos los venidos de su pueblo natal y de todo el clero asistente, fue el mejor de los regalos recibidos por el que siempre ha sido, para toda la diócesis almeriense, un “cura santo”.

Contenido relacionado

XX Ultreya del Movimiento Cursillos Cristiandad

El sábado 18 de junio se celebraba en la Catedral de...

Finaliza la fase diocesana de la Causa de Canonización del Padre Reina sj

El próximo viernes día 24, este año Fiesta del Sagrado Corazón...

Enlaces de interés