Palabras de felicitación del Obispo de Almería a los Medios

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Palabras de felicitación a los Medios de Comunicación en la comida de Navidad ofrecida por el Sr. Obispo

Estimados amigos de los distintos medios de comunicación:

Agradezco su presencia aquí, en torno a esta mesa, un año más por Navidad. Es mi intención pronunciar tan sólo  unas palabras de felicitación en el marco de esta comida, que tengo mucho gusto en ofrecerles, como medio de contacto vivo y gratitud por el servicio que los medios de comunicación prestan a la sociedad. Gracias al trabajo de todos ustedes también la vida de la Iglesia llega a los ciudadanos, aunque quizá no tanto como debería llegar, por la significación histórica de la fe católica en España, por el contingente poblacional que la practica o que vive con su inspiración la vida de cada día con un sentido implícito último, que se manifiesta en tantas ocasiones.

El que les manifieste con franqueza que esto es así, no supone de entrada una censura, pues agradezco de verdad lo que hacen; sólo que desearía que pudieran hacer más por pura justicia con la naturaleza de las cosas y la importancia de la religión católica para la mayoría social de nuestro país. Una sociedad verdaderamente democrática no puede elevar la vida política a absoluto, aun cuando la acción política sea el medio de encauzar el conjunto de la vida de una nación en el marco de la convivencia social.

En alguna ocasión me han oído decir que no es buena la comercialización de la noticia como mero producto de transacción, porque entonces sólo resultaría ser noticia lo que se puede vender con éxito de antemano: lo extemporáneo, lo extraño y esotérico, lo anómalo y casi siempre lo patológico. Sin embargo, no parece noticiable lo ordinario y normal, la vida de cada día, porque que resulta más difícil venderlo. No pretendo, claro está, que la agenda del Obispo salga cada día en las noticias, pero sí desearía que los medios reflejaran lo que es socialmente relevante, incluyendo por relevante lo que afecta a un amplio contingente social como el catolicismo, cuyo acontecer cotidiano jalona la crónica del día a día.

A veces, para informar bien basta la fiabilidad de la fuente, pero no siempre es así y conviene contrastar aquellos sobre lo que se informa, sobre todo cuando se sale de lo común y sólo prima el lado perverso de la noticia; es decir, cuando se necesita de algo en sí mismo malo para poder tener noticia. La comunicación, sin embargo, sólo se hace digna de crédito si lo que se comunica al conjunto de la sociedad no responde tan sólo                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         al rumor, ni al deseo de ver confirmada en al realidad la propia posición ideológica, sino que responde de verdad a la realidad de los hechos. Sé que todos ustedes se esfuerzan en ello y son generosos con la crónica de la Iglesia diocesana de Almería. Por lo cual les reitero de verdad las gracias.

Al felicitarles la Navidad pienso en tantas personas que este año están necesitados de la solidaridad fraterna de todos nosotros. Los medios de comunicación hacen y pueden siempre hacer mucho por la solidaridad entre las personas. Seamos solidarios, en la esperanza de que la situación económica y social mejore pronto, para lo cual no se han de escatimar los sacrificios necesarios.

¡Feliz Navidad y los mejores deseos de bendición del Niño de Belén para todos ustedes y sus familias!

 

Almería, 21 de diciembre de 2011

 

                                               XAdolfo González Montes

                                                           Obispo de Almería

Contenido relacionado

HOMILÍA DEL DOMINGO XVIII DEL T. O.

Lecturas bíblicas:  Éx 16,2-4.12-15; Sal 77,3-4.232-25.54 R/. «El Señor les dio...

Enlaces de interés