Nuestro obispo D. Antonio nombrado hijo adoptivo de Olula del Rio

Diócesis de Almería
Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

La celebración de las fiestas patronales en Olula del Río, en honor a San Sebastián y San Ildefonso, han tenido un broche especial con el nombramiento de nuestro obispo como hijo adoptivo de la Villa.

El pueblo de Olula le ha querido devolver la generosidad, delicadeza y cariño que el pastor De la Iglesia de Almería ha tenido con este hermoso pueblo del Almanzora. Ha quedado grabado en el corazón y en la historia De la Villa de Olula, la estancia de D. Antonio en la Semana Santa del 2021, cuando recién nombrado obispo coadjutor de Almería decidió pasar el Triduo Pascual en la parroquia del corazón del Almanzora. La cercanía, la amabilidad y el cariño de nuestro obispo, conquistó uno a uno el corazón de todos los cebolleros y cebolleras, que han encontrado en su obispo, ese pastor que de pie sabe cuidar con ternura de su rebaño.

El pasado, 29 de julio, el pleno del Ayuntamiento Municipal, decidía por unanimidad nombrar a nuestro obispo hijo adoptivo de la Villa de Olula del Río, el gran gesto de generosidad para ese pastor bueno que ha querido a su pueblo.

Tras la celebración de la Santa Misa y la lectura del acta del acuerdo del Ayuntamiento, el alcalde, D. Antonio Martínez Pascual, nombraba a nuestro obispo, D. Antonio Gómez Cantero, hijo adoptivo de Olula del Río y le entregaba la medalla de oro de la localidad. El templo parroquial se llenó con una cerrada ovación a nuestro obispo expresión del profundo aprecio de todos los cebolleros al que es su pastor y su paisano.

El broche a unas fiestas muy esperadas

Tras estar tres años sin poder celebrar con normalidad las tradicionales fiestas en honor a nuestros patronos, el primero de ellos por razones climatológicas, S. Sebastián no pudo procesionar, y los dos siguientes por la pandemia de la COVID – 19. Olula del Río, tras el paso de la Navidad, comenzó con renovada ilusión a preparar, sus carretillas, lumbres y roscos, para honrar con sinigual parangón a sus santos patronos.

Y es que cuando llega mitad de enero, Olula del Río, se transforma y saca lo mejor de sí para ponerlo a los pies de San Sebastián y San Ildefonso, para que las lumbres de sus hijos iluminen con fervor todas las calles del pueblo, las carretillas inunden con su rugir el orgullo de ser “cebolleros” y los roscos sean siempre la generosidad desmedida de la caridad de los hijos de esta bendita tierra.

Los patronos de este año han tenido una magnífica lumbre, una carretilla que ha ensornecido a todo el pueblo y un rosco que nos ha llenado de orgullo, la designación de nuestro obispo como hijo adoptivo de Olula del Río, gracias D. Antonio, por ser un “cebollero” más.

La festividad de San Ildefonso, amanecía muy fría,, como se precia tal día del patrón, pero caldeaba la vida de la localidad, la llegada de su hijo más ilustre para recibir el cariño de su pueblo, que se siente honrado por tener en su obispo al vecino más entrañable de la localidad.

La majestuosidad del templo parroquial de la Asunción, abarrotado por los hijos e hijas de este hermoso pueblo. La celebración contó con, la presencia de la corporación municipal en pleno, las hermandades y cofradías de la parroquia, el grupo de catequistas, la banda municipal, los alcaldes vecinos, el teniente coronel al mando del grupo de zapadores de la Legión, los sacerdotes hijos del pueblo, daban la calurosa bienvenida a nuestro obispo quien con ánimo sereno pero ilusionado, se disponía a recoger todo el cariño y generosidad que su pueblo le quería entregar.

D.Antonio, como un cebollero más, acompañó a los patronos en la procesión de los tradicionales roscos, y desde el balcón del Ayuntamiento, también los lanzó como en estos días, hacen todos los hijos de esta tierra en agradecimiento a sus patronos.

Un día entrañable, el de San Ildefonso, que quedará marcado para siempre en el corazón de los hijos de Olula que se sienten eternamente honrados por tener en su obispo, a su hijo más ilustre.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

5 JULIO: Cena Benéfica en Favor de Casa Nazaret

Los Scouts Católicos de Almería y los Hermanos...

Jóvenes parejas cristianas se forman para el Sacramento del Matrimonio

“Los ojos de ilusión de estos novios hablan...

25-28 JULIO : Festival de música católica y para toda la familia

Un año más, la asociación «Laudato SI», organiza el Multifestival Laudato...

Enlaces de interés