Misa en honor a la Virgen del Mar

Diócesis de Almería
Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Presidirá el Obispo de Almería. Como viene siendo tradicional por estas fechas, este domingo, 10 de enero, Mons. González Montes, obispo de Almería, presidirá la Eucaristía a las 12:00h en honor a la Virgen del Mar, patrona de la capital, en la romería que se realiza con la imagen sagrada hasta Torregarcía. 

Según consta en los archivos históricos, la imagen de la Virgen del Mar apareció  en la playa de Torregarcía en la madrugada del 21 al 22 de diciembre de 1502. La crónica de Peralta Valdivia relata lo sucedido unos días más tarde, aquel lejano 1 de enero de 1503: “los almerienses que el 1 de enero fueron a oír misa del alba a santo Domingo quedaron encantados al contemplar la nueva imagen que el Prior Fray Juan de Baena y Padres Dominicos habían colocado en el nicho del Altar mayor de su Iglesia…”. Esta fecha marca el inicio del culto público a la Santísima Virgen del Mar en la iglesia del convento de la Orden de Predicadores, convertida desde ese momento en su Santuario. 

No obstante, hasta el 7 de enero de 1954 no se celebrará de manera oficial la primera  Romería con la Virgen a Torregarcía. Con tales presupuestos, la Pontificia Hermandad de la Santísima Virgen del Mar celebra anualmente del 20 al 22 de diciembre un Triduo en recuerdo de la aparición de la imagen en la playa almeriense. Junto a este acto también el 31 de diciembre se canta la Salve en el Santuario y el 1 de enero tiene lugar la función solemne que preside el prelado de la diócesis o su representante. 

Los cultos de la aparición tienen su epílogo en la Romería que se celebra el segundo domingo de enero a la Ermita de Torregarcía. Está situada a unas cinco leguas de la ciudad y a unas tres del Alquián o llano. Su origen, según el arqueólogo Boch Gimpera, se adentra en la época cartaginense. Aquí hubo, nos dice, “un emplazamiento defensivo o Atalaya de los que jalonaban la costa, que llamaban Turris et Speculae Hannibalis”. Otros autores sostienen que los fenicios ya poseían aquí un embarcadero, que llamaban embarcadero de Ancon. Los romanos mantuvieron y afianzaron estas defensas costeras. 

Junto al Torreón ocurrió un acontecimiento trascendental. Hacía trece años de la llegada de los Reyes Católicos a la ciudad, cuando aquella madrugada del 21 al 22 de diciembre de 1502, el Torrero morisco, Andrés de Jaén, divisó aquel objeto extraño que se acercaba a la orilla. Bajando de la fortaleza, comprobó admirado que se trataba de una imagen de Nuestra Señora. La arrastró hasta un matorral que había al pie de una palmera allí al lado para esconderla de los salteadores. Con no pocas dificultades logró subirla más tarde al Torreón, asentándola allí como su primera capilla. 

Desde aquel 1 de enero de 1503, el pueblo la llamó “La Virgen que vino de la Mar” y así entró de lleno en la historia de Almería, deviniendo en Madre y Protectora de todos los almerienses. Es en esta Ermita y paraje donde cada año se celebra la Romería de la Virgen del Mar, el segundo domingo del mes de enero. Tras la misa de romeros que tiene lugar en el Santuario a las 9:00h, parte de la comitiva va escoltando a la imagen Vicaria., colocada en un templete de alpaca repujada y plateada, obra del orfebre hispalense Manuel Ríos Navarro. 

A la llegada de la Virgen a Torregarcía, los hermanos horquilleros rodean el Torreón portando el templete con la Virgen del Mar, encaminando la procesión a la Ermita donde se reza el santo Rosario y el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Adolfo González Montes preside la Eucaristía, concelebrada por los Padres Dominicos y miembros del Cabildo Catedral. Asisten a estos actos diversas autoridades civiles, como es el caso de la Corporación Municipal, ya que es quien  custodia el buen orden, seguridad y limpieza durante los actos religiosos. A este respecto cabe destacar la masiva afluencia de público: unas veinticinco mil personas en los últimos años, según estimaciones oficiales. 

A las cinco de la tarde se inicia el regreso. La comitiva con la patrona de Almería va seguida de grupos de baile, caballistas, coches y autocares. Se hacen paradas en El Alquián, La Cañada, Los Molinos y en el Seminario. Los barrios reciben a la Virgen con flores y cánticos, y los seminaristas la saludan entonando la Salve. Ya en la ciudad, llegada a la Plaza de San Sebastián, la Virgen de Mar es portada por los horquilleros y voluntarios en procesión hasta el Santuario, donde finalmente se reza la Salve y un castillo de fuegos artificiales cierra este día grande para Almería.

Contenido relacionado

35 feligreses de El Alquián celebran un anhelado momento: su confirmación

Cuando recién pasaban las once se adentraba en el templo parroquial...

18 ABRIL: Conferencia V centenario de Catedral de Almería y del obispo Fernández de...

El próximo 18 de abril, a las 20:30 horas, el Trascoro...

CICATRICES, por Ramón Bogas Crespo

Tengo grabado a fuego en mi memoria los pies de mi...

Enlaces de interés