MIS BODAS DE PLATA, por Ramón Bogas Crespo

Diócesis de Almería
Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

El próximo sábado 29 de junio cumpliré 25 años de sacerdote, mis bodas de plata. Y me permito la licencia de dedicar hoy estas líneas a algunas reflexiones que vienen a mi cabeza cuando hago memoria agradecida de estos años.

Recuerdo que mi padre nos llevaba (como se hacía antiguamente) tres días al año a comer fuera de casa: el día de san José, la Purísima y San Nicolás, el patrón de mi pueblo. Y siempre cuando terminaba de comer aseguraba muy ufano: ¡HEMOS ACERTAO! Siempre estaba satisfecho, veía el vaso medio lleno y daba las gracias a Dios a su manera. Y yo, transcurridos estos 25 años, también puedo afirmar: “¡HE ACERTAO!”. No por mis propios méritos, sino porque tuve la valentía de adentrarme en esa aventura a la que el Jefe me invitó: la aventura de estar con Él.

En todos estos años, he ido llenando las maletas de un equipaje que incluye nombres, abrazos, errores, lecciones, perdones, fracasos y éxitos, caricias, opciones, luchas, oraciones, dudas, pequeñas historias que a la vez van entretejiendo una historia más grande.

Esta andadura comienza en Adra y en mi familia. En mi parroquia y en mis curas de referencia. Manolo Menchón, el cura que inspiró mi vocación y que estará orgulloso desde el cielo. Periodismo, sociología y teología… tiempo universitario que me permitió abrir la mente y conocer a tantos compañeros de camino.

Mi primer destino: ABLA. Yo venía de Madrid y Salamanca y se me hacía pequeño al principio. Luego descubrí que el pequeño era yo, y que su gente era muy grande de corazón y de fe. Mi primer amor. Lugar de locuras y pasión tan propias de aquel joven cura inexperto.

Después a mi querido Puerto de Roquetas. Allí tocó construir no solo un templo, sino una comunidad cristiana. Nueve años maravillosos de amistad, trabajo compartido y realización personal. En Huércal pude seguir la estela de grandes sacerdotes que formaron un laicado adulto en la fe. Y desde el 2019, en esta bendita parroquia de San Luis. Aquí parafraseando a Pablo podría decir: Antonio Felices plantó, Antonio Felices regó, y yo… recogí esta parroquia activa y viva, comunidad de comunidades.

Y a la par estos últimos 10 años, la Delegación diocesana de Comunicación. Un trabajo que me hace poner al servicio de la diócesis un talento que creo que me ha dado el Señor: comunicar de manera fresca y actual el don del Evangelio. Una vocación dentro de la vocación para contar al mundo la belleza de la fe a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

Y todo por pura gracia. Desde mi pequeñez. Don inmerecido. Siempre iniciativa de Dios. Así es el Reino de Dios plantado entre nosotros. Así… mi humilde entrega que cumplirá el próximo sábado 25 años de andadura. PEQUEÑO, GRATIS, TODO DÓN.

Acabo mi último (y peculiar) artículo de la temporada con una cita del obispo Pedro Casaldáliga que siempre me emociona y que recoge de maravilla lo que está pasando por dentro en estos días.“Al final del camino me dirán:

—¿Has vivido? ¿Has amado?
Y yo, sin decir nada,
abriré el corazón lleno de nombres.”

¡Feliz Verano!

Ramón Bogas Crespo

Director de la oficina de comunicación del obispado de Almería

[embedded content]

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Fin de semana solidario para los jóvenes de pastoral universitaria en los asentamientos del...

El pasado fin de semana, los jóvenes de la Pastoral Universitaria...

CONGRESO DE VERANO DE PROFESORES DE RELIGION

“De Jesús a Jesús y tiro porque me toca…”, “compro Cafarnaúm…”,...

Enlaces de interés