LEJOS DE CASA

Diócesis de Almería
Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Cuando a mis tiernos 17 años tuve qué decidir qué estudiar, no puse en la balanza las salidas profesionales, ni la vocación a la que estaba llamado, ni cuál era la mejor universidad. El único argumento (que nunca dije a mis padres) fue: “LO MÁS LEJOS DE CASA”. Al final, me incliné por estudiar periodismo porque para poder hacerlo (en aquellos tiempos de Maricastaña) había que irse a Madrid. Supongo que es algo propio de la rebeldía de la juventud, pero yo tenía claro que tenía que ponerme en búsqueda de la AUTENTICIDAD. ¿Qué es mejor?: ¿Seguir lo mandado, hacer lo esperado, caer bien, ser “buen chico” o arriesgarnos a ser nosotros mismos, a buscar nuestro propia singularidad, nuestro lugar en el mundo? Yo, sin duda, opté por el riesgo. Y hoy os propongo algunos hitos importantes para transitar por ese apasionante camino.

El primer paso es DEJAR EL APELLIDO. Sí, yo soy el hijo del Bogas, el nieto de Elenica y estoy muy agradecido por mis raíces y mi familia. Pero para recorrer el camino de la autenticidad es necesario romper con lo que se esperaba de nosotros, con el qué dirán, con lo que viene grapado al apellido familiar. La familia, seguro que bien intencionada, muchas veces nos hace entrar por un camino demasiado estrecho. Pero las rutas ya trazadas son incompatibles con ese encuentro con tu verdadero yo.¡

El segundo hito es incluso más difícil: DEJARSE A SÍ MISMO. Liberarse de los complejos que nos paralizan, de los miedos que nos esclavizan, de los apegos afectivos que nos atan. Para buscar tu yo auténtico necesitarás hacer un camino introspectivo para sanar muchas heridas, soltar muchos lastres y resurgir con tu mejor versión. Aunque parezca un trabalenguas, para ser más tú necesitas dejar lo peor que hay en ti.

El Maestro cuando llama a sus apóstoles les pide que lo dejen todo. Y el texto de Mateo sorprende al relatar que Santiago y Juan: “Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron” (Mt 4, 22). Para seguirle, para ser feliz, para descubrir tu yo más auténtico se necesita dejar a tu padre (lo heredado, lo previamente trazado) y la barca (lo que te ata, lo que no te permite volar más alto). Esa llamada es universal y se puede hacer en todas las épocas de la vida, probablemente, sin salir de casa.

Ahora que tengo 50 años, que veo la vida con mayor perspectiva, descubro un paso más. Todo ese camino transitado, todas esas máscaras que tuve que quitarme, todo ese esfuerzo para encontrarme tenía un objetivo: DESCUBRIR LO QUE SOY YO PARA DIOS, cuál era su sueño para mí. Porque ese es el objetivo final de todo creyente.

Tú nos llamas, Señor, a dejar a nuestro padre y nuestras redes. Y descubro que es una invitación a SER UNO MISMO EN TI, CONTIGO. Me da miedo, desestabiliza mis seguridades, me interpela y da vértigo. Pero no hay otro camino para alcanzar la felicidad que no sea el de transitar por esa apasionante senda de la autenticidad.

Ramón Bogas Crespo

Director de la oficina de comunicación del obispado de Almería

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

XI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, por Ramón Carlos Rodríguez García

Lecturas: Ez 17, 22-24. Yo exalto al árbol...

25-28 JULIO : Festival de música católica y para toda la familia

Un año más, la asociación «Laudato SI», organiza el Multifestival Laudato...

El Alto Andarax se llena de Espíritu Santo

El domingo, 16 de junio, la zona del...

Enlaces de interés