La parroquia de Santiago de la capital organiza un Triduo en honor de su titular

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Del 22 al 24 del presente mes de julio, a las 20:00h, la parroquia de Santiago Apóstol de la capital almeriense celebra un Triduo en honor de su titular, en el que participarán el párroco de Puente del Río y La Curva, Antonio Jésus Saldaña, y el sacerdote Jesús Martín Gómez, quien predicará los dos últimos días.

El día 25, festividad litúrgica de Santiago Apóstol, habrá Misa a las 11:30h, 19:00h y 20:00h; siendo esta última presidida por el párroco, Francisco J. Escámez Mañas, quien abordará en su predicación «Santiago predica la alegría del Evangelio».

Finalmente, el programa de actos confeccionado por la parroquia concluye con el «Día de los abuelos», festividad de san Joaquín y santa Ana, el día 26 de julio. Ese sábado se administrará el sacramento de la Unición de Enfermos a todos aquellos feligreses que lo hayan solicitado los días previos en la iglesia de Santiago.

Como breve reseña histórica, cabe descatar que el nombre Santiago es la traducción de «Iákobos», trasliteración griega del nombre del célebre patriarca Jacob. El apóstol así llamado es hermano de Juan. Y pudo participar, juntamente con Pedro y Juan, en el momento de la agonía de Jesús en el huerto de Getsemaní y en el acontecimiento de la Transfiguración de Jesús.

Una tradición sucesiva, que se remonta al menos a san Isidoro de Sevilla, habla de una estancia suya en España para evangelizar esa importante región del imperio romano. En cambio, según otra tradición, su cuerpo habría sido trasladado a España, a la ciudad de Santiago de Compostela.

Como todos sabemos, ese lugar se convirtió en objeto de gran veneración y sigue siendo meta de numerosas peregrinaciones, no sólo procedentes de Europa sino también de todo el mundo. Así se explica la representación iconográfica de Santiago con el bastón del peregrino y el rollo del Evangelio, características del apóstol itinerante y dedicado al anuncio de la «buena nueva», y características de la peregrinación de la vida cristiana. Por consiguiente, de Santiago podemos aprender muchas cosas: la prontitud para acoger la llamada del Señor incluso cuando nos pide que dejemos la «barca» de nuestras seguridades humanas, el entusiasmo al seguirlo por los caminos que él nos señala más allá de nuestra presunción ilusoria, la disponibilidad para dar testimonio de él con valentía, si fuera necesario hasta el sacrificio supremo de la vida.

Así, Santiago el Mayor se nos presenta como ejemplo elocuente de adhesión generosa a Cristo. Él, que al inicio había pedido, a través de su madre, sentarse con su hermano junto al Maestro en su reino, fue precisamente el primero en beber el cáliz de la pasión, en compartir con los Apóstoles el martirio.

Contenido relacionado

Visita ad limina. Tercer día

Todo cambia. Y las visitas Ad Límina también. Ahora, gracias a...

Enlaces de interés